Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 11 Agosto, 2010


Del grupo que viajó al llamado “Mundialito”, como bautizó la prensa deportiva nacional, la gira que Costa Rica hizo a Europa para enfrentar a Francia, Suiza y Eslovaquia, que se preparaban para el verdadero Mundial en Sudáfrica, del que nos apearon los estadounidenses en 20 segundos fatales en Washington, pocos rostros repiten para el juego de esta tarde en Paraguay.
Estamos claros que Ronald González, el técnico “interino” de la mayor, quien cumple uno de los interinatos más largos que en su puesto registra la historia, no puede darse el lujo de citar a jugadores que él desea probar o darles continuidad en “su proceso”, por diferentes razones.
Algunos legionarios tienen compromisos con sus clubes; sucedió con Michael Barrantes y un poco Keylor Navas, apenas acomodándose en el Albacete.
Igual González pacta de palabra compromisos con entrenadores amigos de los clubes, que le ruegan no convocar a ciertos jugadores para no debilitar las alineaciones. Sucedió con el último clásico: el “carasucia” no quiso limitar las formaciones de los rivales y tampoco llamó a más de tres jugadores de estos clubes, para que no se suspendiera el compromiso.
¿Aceptaría Ricardo Lavolpe u otro técnico extranjero estas movidas, en caso de ser nombrados en la tricolor?
Con Guimaraes no habría problemas y a los dirigentes de clubes les encantan estos arreglos entre amigos.
Lo cierto es que para enfrentar a Paraguay, repiten del “Mundialito” el portero Adrián de Lemos; los defensores Cristian Gamboa, Douglas Sequeira, Giancarlo González, José Mena y el delantero Josué Martínez.
De la legión, únicamente Bryan Ruiz, dada la exclusión emergente de Cristian Bolaños.
Se supone que González convocó a Esteban Alvarado para que sea titular; de lo contrario cita a Luis Diego Sequeira como suplente de Adrián.
En defensa parecen seguros por el centro los morados Sequeira y Mena; Roy Miller y Michael Umaña podrían completar el cuarteto.
Hay más interrogantes en la cintura: Celso Borges y Bryan Ruiz pintan de titulares, quizá con José Miguel Cubero y Manfred Russell y en ataque Alvaro Saborío con Josué.
Un típico 4-4-2 para tratar de cumplir un papel decoroso, como el que se le hizo a Francia; intentar un sorpresón como el propinado a Suiza y evitar a toda costa un ridículo como fue la presentación en Eslovaquia.
A esperar cuál de los tres aparece.

[email protected]