Logo La República

Jueves, 21 de marzo de 2019



NOTA DE TANO


NOTA TANO

Gaetano Pandolfo [email protected] | Miércoles 09 junio, 2010



Antes de que se inicie el Mundial, decir que me causó escalofríos un reportaje del colega Pedro Retana publicado en Extra el jueves 27 de mayo, que refleja muy bien, por la ausencia de consecuencias, la forma de ser apática y poco analítica del periodismo deportivo costarricense, dentro del que me incluyo.
Cuando para la prensa deportiva es de mayor relevancia el peinado de Walter Centeno o las canciones de Alonso Solís, que lo que informa Retana, con un título “Danza de millones desangra a la Fedefútbol”, es cuando toma forma cada vez de manera más categórica, la frase de Ricardo Jiménez de que en este país los escándalos no pasan de tres días, una vieja sentencia que nos hundió en el “q’ me importa a mí” del recordado Lucho Ramírez y desde luego en el mar de la mediocridad.
Como en el país más feliz del planeta a nadie le interesa nada y cada quien vive tratando de salvar su metro cuadrado, los irresponsables se aprovechan de esta forma de ser para hacer fiesta en sus respectivos entornos o mesas de trabajo.
La información es escalofriante porque anuncia que una auditoría del despacho Carvajal y Colegiados, solicitada por los mismos federativos, denuncia supuestos desórdenes e irregularidades financieras en la “casa de los sustos”, donde hay, supuestamente ¢124 millones perdidos en el limbo.
“La Federación vive sumergida en un caos financiero y el informe que es del año 2009, determinó que el dinero entra y sale sin ningún tipo de control y en cantidades millonarias.
El primer hallazgo indica que las pérdidas netas de la Federación en el periodo 2009 superan los ¢96 millones a los que hay que sumar pérdidas por 282 millones arrastradas de 2008”, agrega el auditoraje.
“Lo grave del asunto”, dice el informe es que, “a pesar de estas pérdidas millonarias, la Federación ha repartido entre sus ligas afiliadas ganancias que no ha generado, violando lo que establecen los estatutos del organismo.
También se perdieron, supuestamente, ¢37 millones hecha la liquidación del partido eliminatorio entre Costa Rica y México”.
El auditoraje señala más anomalías; las agregaremos mañana; cuestionado Joseph Ramírez, gerente federativo en gira por Europa, desmintió la información, aunque, dejando decenas de puertas de dudas, ideales para una investigación. Pero, ¿quién la hace si estamos analizando el copete del Paté?

[email protected]