Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



NOTA DE TANO


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo [email protected] | Lunes 21 marzo, 2016


El Deportivo Saprissa es el nuevo líder del Verano.
Un golazo de Minor Escoe le resultó suficiente para derrotar al Herediano por la mínima y desbancarlo de la cima de la clasificación, ahora propiedad de las huestes de Carlos Watson.
Al clásico del buen fútbol le costó hacer honor a su nombre porque las buenas intenciones de los actores de darle vértigo a la confrontación, resultaron muy cortadas por el juego rudo y excesivo de los celadores encargados de limitar el talento de figuras como Marvin Angulo, Daniel Colindres, Josimar Arias y Yendrick Ruiz.
Un desacertado arbitraje de Andrey Vega, precipitado y confuso, propició un festín de tarjetas amarillas y cuatro rojas que desde luego no ayudaron al buen desarrollo del encuentro.
En todo caso, los dos porteros, Penedo y Moreira, tuvieron que emplearse a fondo, sobre todo el florense para evitar que los números subieran, prueba de los buenos intentos de los jugadores por ofrecer espectáculo.
Saprissa le arrebata al Team el primer lugar, un puesto del que se alejó el Alajuelense, con dos derrotas al hilo.
La derrota de la Liga en su estadio fue caótica; Belén le pasó por encima cuando rompió en tres oportunidades una zona defensiva que se ha partido por las dudas que transmite el cuerpo técnico.
La venta de Rónald Matarrita combinada con la lesión de Christopher Meneses resultó de fatales consecuencias, a pesar de los esfuerzos de Javier Loaiza que cumple bien en un carril donde su pierna no es la natural.
La debacle de la retaguardia eriza no es responsabilidad de Loaiza; a Porfirio López hace rato lo fumigaron y Esteban Marín que jugó muy bien cuando se ausentó Cummings, no vio luz ante los belemitas, pues Javier Delgado dio oportunidad al novel Juan Pablo Vargas que tuvo una noche fatal. Eso sí, la acción del autogol fue responsabilidad de Patrick Pemberton quien salió a cazar mariposas y no del zaguero.
Mucha confusión en la parte baja de la Liga; lesiones de Kenner Gutiérrez, Luis Miguel Valle, Pablo Gabas resquebrajan una zona que es aprovechada cuando un rival como Belén suma orden táctico y talento. Dos alfileres como puntas, Mitchell y Adams, José Luis Cordero y Rafa Rodríguez de bujías y una zona baja compacta, la menos vencida del Verano fueron demasiado para una Liga desorientada y gris que vio alejarse un largo invicto en su antes inexpugnable territorio.