Logo La República

Domingo, 9 de diciembre de 2018



NOTA DE TANO


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo [email protected] | Viernes 04 marzo, 2016


Cuando la dirigencia del Saprissa anunció el fichaje de Jaime Penedo y luego la gerencia deportiva y el cuerpo técnico dieron a entender que sería el titular en la portería morada, el portero estelar del campeón nacional, Danny Carvajal pidió públicamente que se diera por el puesto, una competencia leal y justa.
“Pido una competencia limpia por el puesto”, dijo a la prensa deportiva el cancerbero. Bueno, a Carvajal lo sentaron y Penedo fue titular sin mayores consecuencias.
El canalero es muy buen portero, suma trayectoria internacional y no se iba a intimidar por el puesto. Con Penedo, el monarca siguió su ruta exitosa que lo mantiene sin apremios en zona de clasificación.
En el camino se presenta el permiso que la dirigencia morada le da al panameño para que viaje a su país a un asunto personal y Danny Carvajal retorna a la titularidad y lo hace muy bien. Se juega un gran clásico, salva al Saprissa de una derrota ante Limón, parando metralla de la buena y se presenta firme en el triunfo morado ante Liberia.
El domingo el Saprissa juega de visita con Belén y ya Penedo regresó al país. Entonces, a Carlos Watson le toca decidir si mantiene a Carvajal en la puerta o le vuelven a hacer lo mismo, lo sientan y le dan al canalero la titularidad.
Si de juego limpio se trata; si de competencia leal se trata; si de justicia se trata, contra Belén debe jugar Danny Carvajal, pero el cuerpo técnico del Saprissa y un hombre que influye mucho en sus decisiones, Paulo César Wanchope pueden tener diferente criterio.
El tema no es un asunto que le compete al periodismo deportivo; la decisión técnica se da a lo interno del club pero no hay que contar con excesiva imaginación para entender que si Carvajal va de nuevo a la reserva, su respetuosa manifestación que jamás rayó en exigencia, no fue tomada en cuenta.
Nosotros insistimos en un tema que ya comentamos con anterioridad: para jugar la Liga de Campeones, la gerencia del monarca prefiere presentar en los coliseos estadounidenses y mexicanos a jugadores con cartel internacional y carrera mundialista, como Penedo y Diego Calvo, que a otras figuras que solo se lucen en el mercado local. En el primer escenario, Penedo le gana el viaje a Carvajal, pero hasta ahí. En la cancha costarricense, están empatados.