Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 18 Enero, 2016

Lamentable lo sucedido con Santos de Guápiles.
Debe ser desmotivante para las huestes de Johnny Chávez iniciar un campeonato de esta forma.
Derrota en la mesa, responsabilidad de la parte administrativa del club, que deberá pellizcarse para solucionar tan grave problema en esta semana y así, el equipo pueda ganar o perder en el terreno de juego, pero no en un escritorio. Existían antecedentes. Ya no se pueden evadir las cargas sociales.
Todo lo contrario, en la otra acera, Pérez Zeledón se encontró con tres puntos refrescantes, gratuitos y vitales en lo que será una larga ruta de 22 juegos para evitar el descenso. Empiezan los guerreros del sur temprano a acortar la brecha con los antesalistas en posiciones de infierno.
Ayer cayeron los tres: Liberia, Carmelita y Belén.
El hecho de  que no se jugara el primer partido del Verano entre Pérez Zeledón y Santos, ubicó el juego Uruguay de Coronado y Alajuelense como el primero del Verano, apenas para observar una Liga gris, monótona, inútil y desconocida, incapaz de armar unas tres acciones de peligro en la sólida retaguardia lechera, repleta de exmanudos: Drummond, Palma, Lula Montero, más que suficiente para preservar un 1-0 logrado precisamente por Cristian Montero, en una acción en la que la retaguardia eriza encadenó una serie de yerros que llevan al sonrojo.
La falta ya tan común de Loaiza; el débil rechazo de López, la pifia monumental de Osvaldo Rodríguez; la falta de reacción de Gutiérrez y Acosta; el remate al poste y el rechazo que cómodamente Lula devuelve a la red y... desde luego, la protesta a gritos de Pemberton a sus compañeros.
Preocupante la situación del Alajuelense cuyas caras nuevas se hundieron en la piscina de la mediocridad que viene arrastrando el grupo y aplausos para Martín Cardetti y sus aguerridos lecheros que anotaron y sostuvieron el 1-0 sin mayores apremios.
En el cierre de la jornada, cómoda victoria del Herediano ante Carmelita, que apenas pudo asustar a las huestes de Odir Jacques cuando abrió el marcador. Después de que Granados empató con la complicidad del silbatero, casi todo fue rojiamarillo y Saprissa por poco suelta el triunfo en el último minuto, pero Bryan López no pudo crucificar a Danny Carvajal tras yerro de Colindres, preservando un triunfo mínimo del campeón nacional que debió ser más abultado.