Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 17 Diciembre, 2015

Óscar Ramírez se adelanta a la acción.
Tiene fama de meticuloso, detallista y no gusta de dejar cabos sueltos.
Jordan Smith, Kendall Waston, Roy Miller y Waylon Francis, cuatro negrazos, pura fibra y potentes, alineados juntos en un juego amistoso frente a Nicaragua.
¿En qué rival estaría pensando el Macho?
Señala el calendario de la eliminatoria mundialista que en marzo 16, nos toca contra Jamaica: ida y vuelta, los dos partidos seguidos. ¿Tendrán estos cuatro gigantes de ébano algo que ver con este par de partidos?
Desde luego que sí y puede ser que, a la hora de la convocatoria, el técnico de la Tricolor cite a los cuatro, a tres o a ninguno, pero unirlos en este amistoso ante los pinoleros cumplía un propósito.
Kendall Waston fue titular contra Panamá, metió el gol del triunfo frente a Nicaragua y está consolidado en la MLS. Su estatura no la va a desperdiciar ningún entrenador del planeta, a menos que se deje doblegar por su terquedad o por trabajos tácticos en los que no calza este gigante romperredes de cabeza. Jorge Luis Pinto no lo llevó a Brasil.
Pero sí fueron mundialistas en Brasil, Roy Miller, Waylon Francis y Michael Barrantes, titulares en este amistoso liberiano que se jugó a estadio a reventar, de manera que el técnico de la Tricolor no deshace el vínculo entre los estelares que fueron titulares en Brasil, con algunos compañeros que gozaron la proeza desde la reserva.
Se otorgó titularidad a legionarios como Jordan Smith, Bismarck Acosta y Rodney Wallace; también a las aún jóvenes estrellas que brillaron en Egipto, como José Mena y Josué Martínez y finalmente Ramírez les dio muchos y pocos minutos a futbolistas con proceso de selecciones menores, casos de Marco Madrigal, Jonathan Sibaja, Mauricio Montero, Julio Cascante, Irvin Huertas y Myron George, este último como relevo de lujo, picante, potente, que estuvo a segundos de anotar un gol memorable por la forma en que gestó la acción.
De manera que este fogueo contra los renovados y aventajados discípulos de Henry Duarte, no fue ocurrencia, ni mejenga, ni paseo. Como laboratorio para el cuerpo técnico de la Tricolor fue provechoso y ojalá se puedan montar un par de cotejos más antes de medirnos con los jamaiquinos.