Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 30 Noviembre, 2015

Cayeron Alajuelense y Saprissa.
Triunfó el campeón nacional Herediano.


Cartaginés jugó y ganó como los grandes.
Se desinfló Santos.
La Universidad sin presión reprobó al león.
La Liga suma dos juegos sin ganar en su estadio. Empate con Limón y derrota ante la UCR y ahora pone en peligro su clasificación como ganador de la etapa de clasificación. Prácticamente queda obligado a ganarle al Cartaginés en el último juego de los manudos, para evitar que le pase por encima el monarca, Herediano, que finalmente se sacudió de grises resultados en Guápiles y derrotó al Santos 1-0 para alcanzar 40 unidades, 4 menos que los manudos pero con un juego menos.
En otras palabras, si Alajuelense empata o pierde en el Fello Meza y el Team derrota a Pérez Zeledón y a Belén, serán los discípulos de Odir Jacques los ganadores de la fase de clasificación.
Menudo lío para las huestes de Hernán Torres, porque van a territorio minado, después de la espectacular victoria del Cartaginés ante el Saprissa, un juego de vida o muerte para los brumosos que supieron solventar y por ahora, poder afirmar que su clasificación ya no depende de otros clubes.
Si los discípulos de César Eduardo Méndez, quien por cierto movió muy bien sus fichas en Tibás, ganan sus dos juegos pendientes, este con la Liga y el cierre frente a Uruguay, se clasifican.
Herediano hizo mesa gallega ayer, lógicamente al combinar su triunfo en Guápiles con las derrotas del Saprissa y Alajuelense, que les abren a los monarcas las compuertas para una más cercana posibilidad de terminar primeros, en mucho por los cinco puntos seguidos que ha dejado escapar el león.
Para Saprissa no es tan dramática su derrota ante el Cartaginés, porque sigue con más juegos pendientes que sus rivales, les restan tres ante Belén, Limón y Liberia, puntaje suficiente y disponible para ubicarse entre los cuatro primeros.
Limón es un equipo que se queda a la expectativa con 31 puntos y desde luego que le servía a los del Atlántico que Cartaginés cayera en Tibás.
Los que se desinflaron fueron los guapileños, goleados por Saprissa, vencidos por Herediano, pasaron los dirigidos por Johnny Chavez del tercer al sexto lugar, ahora con mínimas posibilidades de clasificarse.
Y aplausos para Guilherme Farinha y sus alumnos, que dieron cátedra de profesionalismo en el Morera Soto, tragándose de un sabroso bocado a un león que fue minino.