Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 13 Octubre, 2015

Sudáfrica no desnudó a la Selección Nacional, ni tampoco le pasó por encima. El equipo de Óscar Ramírez no se quedó “chingo” frente a los africanos.
Un equipo desnuda al otro cuando lo “deschinga” y como resultado de esa superioridad, llegan marcadores contundentes en contra, errores y debilidades garrafales, trabajo apremiante del portero para evitar una goleada mayor.


Keylor Navas recibió un gol temprano y después solo tuvo otra intervención apremiante. Por eso, si se analiza con objetividad el desarrollo del juego, nadie desnudó a nadie, ni nadie le pasó por encima a nadie.
Simple y llanamente que Sudáfrica resultó una agradable sorpresa; que se hizo evidente que el cuerpo técnico de la Selección Nacional no los conocía (error mayúsculo) y lo verdaderamente grave y preocupante del amistoso: que Costa Rica no tuvo capacidad ni siquiera para empatar el partido.
La Selección Nacional no fue un equipo capaz y sucumbió frente a un rival veloz, inteligente y explosivo, por falta de fantasía e imaginación. Óscar Ramírez no halló la fórmula para derribar el muro, de ahí que el juego se asemejó mucho a las viejas películas del oeste, donde los “buenos” se atrincheraban en un cuartel y los “malos”, lanzaban escaleras de mecate o colocaban otras en los frentes, y subían y subían; llegaban y llegaban, pero no alcanzaban a penetrar el territorio enemigo.
Ahora, qué lástima que las presentaciones de la Selección se sigan personalizando. Resulta que los seguidores de Pinto son “Machistas” y el otro grupo con Wanchope y la Sele es una sucursal de la Liga. Cada sector analiza el desempeño de la Tricolor depende su técnico favorito y la prensa deportiva debe tener cuidado de no sucumbir a esa tentación. Esta tarde hay otro examen; el anfitrión está en horas bajas y su técnico contra las cuerdas. Les dieron reposo a los estelares y llamaron gente fresca con hambre de estelaridad y esto es más peligroso.
Se supone que es la hora de Kendall Waston; de Esteban Granados en lugar del lesionado Tejeda; de Elías Aguilar como titular y también conocer qué decisión tomará el cuerpo técnico para que la línea de metralla se encienda. Los artilleros están apagados y el público clama por dar oportunidad a los goleadores del campeonato nacional, relegados por el nombre de los legionarios.
La última cita en Nueva Jersey, luego sigue la eliminatoria.