Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 31 Agosto, 2015

La fecha seis del Invierno estuvo repleta de sorpresas.
Dos de los grandes dejaron sus respectivos invictos; se trepó a la cima el Alajuelense y equipos de poco promedio de goleo se dieron el lujo de aplastar a sus rivales: Liberia que dio cuenta de Santos 3-0 y Limón, que despachó a Belén 4-1.
Un par de equipos urgidos de triunfo, se limitaron entre sí, con un empate 1-1 que no le sirve a ninguno de los dos: Cartaginés y Pérez Zeledón.
El sábado el Monstruo viajó a las brumas, no las de Cartago, sino las de Coronado y ahí, en el Labrador, otra vez se les fue la luz. La árida cancha del rectángulo isidreño se ha vuelto un martirio para los morados que regresaron a Tibás con otra derrota a cuestas, la primera de este campeonato. Uruguay jugó mejor, pero ayudó mucho a su faena el gol que anotó en posición fuera de lugar Ismael Gómez; al rato, Alejandro Alpízar les dio la puntillada. Como no escuchamos al técnico Jeaustin Campos reclamar la acción del “Chucky” no vamos a ser nosotros los que ensuciemos el legítimo triunfo coronadeño.
Al Estadio Nacional llegó la magia de Guilherme Farinha. Descartado por el Cartaginés que se apuntó a César Eduardo Méndez, el lusitano fue llamado por la familia celeste a rescatar un barco que se hundía con cinco derrotas en fila.
En menos de un minuto de juego, la UCR ya le había roto la virginidad a Leonel Moreira y empezaron muy rápido los brincos y abrazos del carismático entrenador. Empató el campeón pero la Academia trabajaba bajo otro libreto que le alcanzó para meter el gol del triunfo y empezar a ver la luz.
Derrota morada, derrota florense y en el cierre de la jornada, victoria sencilla del Alajuelense contra un rival que gusta de complicarle la vida, pero que ayer se rindió bien temprano. Los discípulos de Hernán Torres liquidaron a Carmelita de madrugada con doblete de Kenner Gutiérrez y en la segunda parte vivieron de la renta. Alcanzó para aplaudir el golazo del catracho Carlos Discua.
Santos vivió semana de pesadilla porque después de disfrutar de la cima una fecha, se derrumbó con dos derrotas al hilo, cinco goles en contra y cero a favor. Johnny Chávez tendrá que pellizcarse y Limón, que viene jugando buen fútbol con su “kinder”, se aprovechó de un rival frágil, débil, aburrido, que ni celebra sus propios goles, como Belén para cargarlo de anotaciones. La fecha seis del Invierno fue tsunami en la cima.

[email protected]