Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 11 Mayo, 2015

Las semifinales están abiertas.
Triunfaron los equipos que fueron casa pero sus victorias no fueron contundentes.
Tanto Herediano como Alajuelense les dejaron a sus rivales, Santos y Saprissa respectivamente espacios de maniobra.
El 2-1 en favor del Team la noche del sábado se asemeja muchísimo al 2-1 de la Juventus al Real Madrid en Turín. Es asunto de que los merengues y los guapileños metan un gol y no permitan ninguno y se clasifican. O sea, nada del otro mundo, máxime que el equipo de César Eduardo Méndez mostró un orden táctico muy acorde a su estilo de trabajo que le puede complicar la vida al fútbol emotivo de Odir.
Al Herediano le faltó contundencia; a la Liga, meter otro “golcito” más. Un 3-0 en favor del Team y lo mismo, un 3-0 en beneficio del León, le daba a los juegos de vuelta otra característica, casi de trámite, pero el gol con el hombro de Edder Monguío y el hecho de que la Liga no aniquilara al bicampeón, dejaron las compuertas abiertas para que los derrotados tomen revancha.
No sería la primera vez que el Saprissa se quite un resultado adverso idéntico al de ayer; con Jeaustin Campos aniquilaron al Alajuelense en menos de media hora en la noche más triste de Patrick Pemberton que luego lo hizo crecer profesionalmente, en el mismo escenario donde se verán las caras la noche del miércoles.
Fue una noche trágica para los manudos que bien podría reeditarse, de ahí que no deben cantar victoria por el 2-0 de anoche.
La Liga fue amo y señor de la primera parte, pero en el segundo tiempo, las variantes que ordenó el técnico morado con los ingresos de Arauz y Angulo pusieron al Saprissa en posición de ataque y lo mejor, detuvieron la ofensiva local, cuyos jugadores bajaron de ritmo, quizá por el desgaste de la primera etapa.
Odir Jacques y Óscar Ramírez, desde luego que hubieran deseado ese tres cero que tuvieron tan cercano. Ahora, con el triunfo en el bolsillo, pero sin contar con la ventaja deportiva, van al partido de vuelta con todas las interrogantes metidas en sus equipajes de todo lo que puede suceder, analizando precisamente lo que aconteció en la ida.
Tanto Santos como Saprissa, los dos que perdieron, mostraron señales de vida que se van a revitalizar en la vuelta. Tanto Herediano como Alajuelense, mostraron ser justos pero no contundentes vencedores, cuando pudieron serlo. De ahí las interrogantes, las dudas y todo lo que se puede especular y proyectar en los juegos de vuelta.
Herediano y Alajuelense, aún no han ganado nada.
Apaguen los festejos; guarden las emociones; no hay nada resuelto. Las sentencias se dictan en los juzgados de Guápiles y Tibás.

[email protected]