Logo La República

Sábado, 15 de diciembre de 2018



NOTA DE TANO


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo [email protected] | Miércoles 29 octubre, 2014


¡Qué lujo tener sentado en banca al mejor portero de España! Solo el Real Madrid puede darse ese taco.
Lo de Keylor Navas resulta espectacular, monumental, casi que inimaginable a los ojos de un aficionado al fútbol común y silvestre.
El mejor portero de España es costarricense, la máxima estrella de la Liga de las Estrellas, quién lo diría. ¡Grandioso!
Pero... ¿cómo tener sin jugar a semejante atleta?
Qué lástima que Keylor Navas no se decidió a fichar con el Barcelona o el Atlético de Madrid, dos clubes grandes, enormes que sí le abrían las puertas de la estelaridad.
Víctor Valdés, el portero titular del Barcelona, había anunciado con suficiente antelación que no seguiría en el marco de los catalanes, quizá hastiado de haberlo ganado todo.
El larguirucho Thibaut Courtois estaba a la espera de la decisión de José Mourinho, de si lo prestaba otra temporada a los colchoneros o lo pedía de regreso al Chelsea. El lusitano se decidió por lo segundo.
En esa tregua, en esas pocas semanas en que terminaban las ligas europeas y se daba espacio al Mundial de Fútbol en Brasil, se habló mucho sobre la situación de las porterías en los tres clubes grandes de España.
Iker Casillas era banca de Diego López en el Real Madrid; Víctor Valdés se marcharía y en el marco de los campeones españoles se dibujaba una incógnita. El nombre de Keylor Navas se barajó y estuvo en el tapete. Su presencia era apetecida en los cuerpos técnicos de los tres equipos.
Dicen algunos, que el representante de Navas, Ricardo Cabañas ya lo tenía firmado por la Casa Blanca antes del Mundial.
Los dirigentes del Barcelona y Atlético de Madrid no se esperaron mucho. Los catalanes firmaron al portero chileno Claudio Bravo y los colchoneros al arquero del Getafe, Miguel Angel Moyá. Florentino Pérez por otra parte preparaba la ceremonia que más le agrada. La presentación de una megaestrella en el Santiago Bernabéu.
¡No era otra que Keylor Navas!
Y el planeta fútbol siguió girando: López se fue al Milán y Casillas se apoderó de la titularidad en el Real: Bravo es titular en Barcelona y Moyá estelar en el Atlético de Madrid.
Paradójicamente o curiosamente, el mejor de todos ellos, el mejor portero de España, el que los superó a todos en la temporada anterior, no es titular, no juega y parece que toda la temporada verá acción esporádicamente.
¡Gajes del oficio dirán algunos!
Caprichos de la industria del fútbol, dirán otros.

[email protected]