Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 20 Agosto, 2014

Que muchos costarricenses le estén deseando el mal a Iker Casillas cada vez que forma como titular del Real Madrid es un sentimiento enfermizo.
La titularidad de Keylor Navas tendrá que llegar por el camino correcto, el principal, la diferencia de edad entre uno y otro portero. Más temprano que tarde el costarricense será el propietario del marco merengue y no es conveniente ni agradable que esa estelaridad, miles de compatriotas fanáticos y un grueso sector de nuestra prensa deportiva quiera acelerarla deseando un mal ajeno.


Cuando Iker Casillas formó como titular frente al Sevilla, muchos ticos hasta rezaron para que fallara, cometiera errores y le metieran goles debajo de la sotana. Todavía ayer que Casillas entró como titular ante los colchoneros, se mantenía ese enfermizo pensamiento, quizá en menor escala por las propias manifestaciones del portero costarricense.
Finalizado el juego entre el Real y Sevilla, Keylor ofreció declaraciones al mundo en las que agradecía de primera mano los consejos que ha recibido del experimentado portero capitán de la selección española y cortó de tajo las especulaciones que hablan de una mala relación entre los dos estelares porteros.
“Con Iker no tengo el menor problema, cada uno trabaja responsable y profesionalmente en los entrenamientos y debo tener paciencia para esperar mi oportunidad”, expresó palabras más o menos el mundialista de Brasil, a quien una de las comisiones técnicas de la FIFA seleccionó como la figura fundamental del éxito de la Tricolor en el Mundial.
Navas le mandó un mensaje indirecto a sus compatriotas para que “se dejen de varas” y no lo pongan a pelear con quien no hay pleito; como siempre un pensamiento maduro, equilibrado y ecuánime de nuestro brillante portero, contraparte de esa forma de pensar malévola, mezquina e irresponsable de quienes en nuestro país desean que Iker Casillas se derrumbe, se hunda o se rompa una pierna para que Navas lo supla.
Este no es el sendero correcto.
Keylor Navas va a sustituir a Iker Casillas como titular del Real Madrid por el camino correcto, el que se gana en las prácticas y los juegos y jamás aprovechándose de los yerros de su compañero de club.
Si Casillas falla y se equivoca y Carlo Ancelotti decide sustituirlo por Navas, bienvenida la noticia, pero no es correcto que los ticos empujemos a Keylor a la titularidad orando y suplicando para que Casillas se equivoque.

[email protected]