Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 12 Junio, 2014

Hoy empieza el Mundial de Fútbol.
Millones de apasionados seguidores de este deporte, sueñan con una final casi imposible: Brasil con Alemania.
Los dos máximos favoritos para conquistar la Copa, si les va bien en una ruta repleta de espinas sobre todo para los anfitriones, se verían las caras en una de las semifinales y en esa instancia, uno de los dos se despedirá del Mundial.
¡Así de fácil!
Una de las formas para que brasileños y alemanes se puedan enfrentar en la ansiada final, es que Brasil no gane su grupo. Si queda de segundo en el A, se estaciona en la parte superior de la llave y los “panzers” irían abajo.
Claro, también Alemania puede quedar segundo en el G y entonces las dos potencias quedan en la parte superior de la llave y ahí se aniquilan temprano.
El sorteo no fue generoso con los brasileños: de ganar el Grupo A como se supone, deberán enfrentar en octavos a España u Holanda, dos huesos durísimos de roer. Es de suponer que serán los tulipanes sus adversarios, pues los campeones del mundo son favoritos para vencer en el B.
De liquidar a Holanda en octavos, en cuartos de final Brasil iría probablemente con Inglaterra o quizá Italia, depende como se mueva el Grupo D.
En semifinales, de darse la lógica, se verían las caras Alemania y Brasil, la final adelantada. Las proyecciones apuntan a este duelo, que para mí lo gana Alemania.
El sendero para los teutones luce menos complicado que para los brasileños.
Si Alemania gana el Grupo G, en octavos de final probablemente enfrente a Bélgica o a Argelia, candidatos a ser segundos en el H donde Rusia es favorito.
En cuartos de final, el eventual rival de los germanos probablemente sea Francia, o Suiza.
Fácil notar que los posibles rivales de Alemania son de inferior calidad que los que tocarían a Brasil. En semifinales entonces, los discípulos de Joachim Löw se las verían con Brasil.
Según Tano, que nunca adivina nada, en la parte alta de la llave pasan a cuartos Argentina, Rusia, España e Italia; los ches vencen a los rusos y los “azzurri” a los monarcas del  planeta (no se rían por favor). Semifinal Argentina-Italia, la gana Italia y la final Alemania contra Italia, vencen los discípulos de Cesare Prandelli aferrados a las estadísticas pues los alemanes son cama de los peninsulares.
Si con estos vaticinios me gano la “cajita blanca” de La Machaca del mes de junio, por favor me pone un lacito con la bandera de Brasil. ¡Gracias!

[email protected]