Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 5 Abril, 2014

La dirigencia de un club despidió al director técnico del equipo que lo hizo campeón y tenía un 70% de resultados favorables.
Y contrató para reemplazarlo a un técnico que había sido cesado en el mismo campeonato por dos clubes en competencia.
Este equipo al que le sucedió eso, cayó con el colero del campeonato apenas en el segundo juego del nuevo entrenador, quien lógica o ilógicamente anda en busca de su propio equipo. Para armarlo, sentó a varias figuras estelares con el anterior timonel.
En el cierre de un arduo y competitivo torneo, este equipo se uniformó de tiniebla y crecen las interrogantes sobre lo que pudo pasar a lo interno, para tomar la decisión de botar al exitoso estratega anterior.
Si bien es cierto los dardos apuntan a la tripleta de dirigentes que mandan en esa institución, no deja de ser cuestionable la postura del hombre querido de la casa, el mimado de la afición que ocupando un puesto de gerencia deportiva no se deja oír en horas de incertidumbre.
Vemos todos los días cómo Jeaustin Campos saca la cara por el Saprissa con el tema del cambio de fecha del clásico, relegando a la banca de los suplentes al vocero morado anterior, nada menos que el presidente del club. Sin embargo en Herediano no sucede lo mismo.
Los argumentos presentados por Patey, Alí y Moreira para justificar el cese de Marvin Solano no son creíbles y mientras tanto Jafet Soto, sentado en primera fila frente al escenario no toma la voz inherente a su cargo.
En una entrevista en Al Día, Mauricio Solís emblema del club rojiamarillo y técnico de breve paso, expresó que el vestuario florense es unido pero incómodo, dos términos que no son incompatibles. Entonces, mientras líderes como Salazar, Montero, Cubero, Núñez y Díaz estén unidos con el resto de la planilla pocos problemas se van a presentar. La bronca es cuando los incómodos se unen con sus compañeros y toda la nómina se “incomoda”. Aquí arde Troya y no hay “Solanos”, ni “Odires”, ni “Césares Eduardos” que puedan hallar la solución.
Mucho menos don David Patey que dijo que le gustaba mucho la personalidad de Méndez, por el rostro de congelador que puso el día de su presentación como técnico del Herediano. “Se ve que es un hombre muy serio; que tiene carácter”, dijo Patey.
¿Qué les parece?

[email protected]