Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 6 Diciembre, 2013

Suiza, Ghana, Grecia y Costa Rica.
Este sería el grupo soñado para la Selección Nacional en el sorteo; en el papel son las selecciones “más flojas” de los bombos uno, dos y cuatro del torneo.


Ya estamos enterados que el bombo 3 es el de los pasteles y ahí metió la FIFA la repostería costarricense. La prensa deportiva mexicana está molesta con Joseph Blatter por acomodar al Tri en el bombo de los queques.
Ellos querían estar en el cuatro, al lado de Italia, Inglaterra, Holanda y Francia, pero los hospedaron con Australia, Irán, Japón, Corea del Sur y sus despreciados colegas de la Concacaf.
Si el sorteo no se amaña y los grupos se van a formar con un seleccionado de cada bombo, esa posibilidad de que Costa Rica quede con Suiza, Ghana y Grecia es viable.
Si el único juez que dictará sentencia en el sorteo es doña suerte, la Selección Nacional podría instalarse en un grupo cómodo, porque en lugar de Suiza podría estar Bélgica; en lugar de Ghana, Nigeria y en lugar de Grecia, Bosnia-Herzegovina, único seleccionado debutante en el Mundial.
Hay otro par de opciones similares con Colombia y Uruguay del bombo uno; los seleccionados africanos, Chile o Ecuador del dos, Croacia y Rusia del cuatro.
Lo que sucede es que estos torneos de la FIFA han sido cuestionados desde siempre, dado que los organizadores han podido hallar los portillos —para no utilizar un término difamatorio— en los que logran “acomodar” los grupos a miles de intereses.
Aquella famosa denuncia que se hizo pública de que a las estrellas deportivas y del espectáculo que son seleccionadas para sacar las “bolitas”, se les instruye para que las saquen según peso y temperatura (¿recuerdan?) le dio la vuelta al mundo y así se acusó de que las bolas salen según estén más calientes o más frías, pesen más o pesen menos y así se monta el espectáculo.
Sea esto cierto o mentira; chisme o rumor, sacada de clavo o lo que fuese, estamos claros de que si el sorteo se basa únicamente en la suerte, Costa Rica tiene una leve oportunidad de quedar en un grupo cómodo, pero si la rifa “se monta”, probablemente quedaremos instalados en un grupo infernal que es el destino de las ocho selecciones del bombo tres, las menos calificadas del evento, aunque se enojen los mexicanos.
Personalmente lo que esta Nota desea es que Costa Rica no quede emparejada con Italia, para no caer en conflictos sentimentales apenas arrancando el Mundial.

[email protected]