Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 9 Noviembre, 2013

Ese triunfo 3-0 de la UCR con Puntarenas se las trae.
Los celestes dieron un golpe de contundencia en una noche aritméticamente favorable, pues a su victoria contra un rival directo en la disputa por el cuarto lugar, se combinó la agónica derrota del Cartaginés frente al Alajuelense.
Este triunfo celeste fue de seis puntos porque antes de que se enfrentara con los chuchequeros, si se repasaba el calendario pendiente de equipos con posibilidades de ir a semifinales, el de los naranjas era en el papel el más favorable.
Puntarenas no tenía a ninguno de los “cuatro grandes” en el camino, de manera que si hubiera pescado algo ante los pupilos de José Giácone se le abría el panorama de la clasificación, pues cierra con Carmelita, Uruguay y Limón.
Ahora, con esa derrota a cuestas, la UCR se les escapó seis puntos, distancia bien considerable para lo poco que resta de ruta.
Pero veamos: la U tiene un calendario complicadísimo pues juega de visita con Herediano y Alajuelense donde se supone, repito, se supone, dejará escapar los seis puntos y por ahí se le puede ir la clasificación. Puntarenas no tenía rivales de ese calibre en su sendero, de ahí lo catastrófico de este traspié en Rohrmoser.
Habrá que esperar qué resistencia dan los celestes al Team y los manudos, porque no se trata tampoco de empatar este par de partidos y verlo como resultados favorables.
En otras circunstancias quizá, pero dejar ir cuatro puntos de seis en el cierre del campeonato no parece ser un buen negocio, con Cartaginés, Pérez Zeledón y Carmelita al acecho.
Igual de catastrófica la caída de los brumosos con la Liga; ahora tendrán virtualmente que “destrozarse” con Pérez Zeledón en dos juegos pendientes y luego cerrar con Saprissa, un calendario nada halagüeño.
En cuanto a Carmelita, se ha dedicado a empatar partidos, lo que no es conveniente, tiene visitas complicadas a Puntarenas y Guápiles y cierra con el monarca, de manera que ese cuarto lugar podrá conocer a su propietario, depende lo que les haga la U a dos de los grandes: Herediano y la Liga.
Ahí se define la cosa.
En cuanto al clásico, Alajuelense y Saprissa han mostrado con sus últimas e irregulares presentaciones estar bien distanciados de la solidez que mostró en las últimas fechas el Herediano, que los hincó a los dos caminando.
Entonces tendrán que aprovecharlo para repuntar, de ahí que empatarlo sería un plato de babas.

[email protected]