Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 14 Septiembre, 2013

Sobra tiempo para comentar de esto.
Podemos dejar que termine la hexagonal, esperar a todas las selecciones que se van a clasificar al Mundial en Brasil, incluso podríamos empezar a hablar de este tema una vez se conozca que la integración de los grupos. Perfectamente podría repetirse la historia de Alemania 2006 y que el partido inaugural sea entre Brasil y Costa Rica, “acostumbrados” a ser parte del mismo grupo en estas justas.
Estamos hablando de Esteban Alvarado.
Ya la prensa deportiva empezó a “joder” a Pinto con el tema de Alvarado; repentinamente y no se sabe el cómo ni el porqué, el portero costarricense que juega en Holanda se convirtió en noticia; en portada; le hacen entrevistas; se publican sondeos y curiosamente hace diez días nadie se acordaba de él.
Bastó que Costa Rica se clasificará al Mundial para que al minuto siguiente, el excelente portero costarricense se convirtiera en primicia.
¿Curioso, no?
“Me gustaría hablar cara a cara con don Jorge, podríamos aclarar muchas cosas. No creo que deba pedirle disculpas”; palabras más, palabras menos expresó Esteban en un medio deportivo criollo.
Por lo visto, al guardameta de pronto le interesó volver a la Selección Nacional, una vez se clasificó a la Copa del Mundo y supuestamente ha movido los hilos que debió mover a nivel de prensa deportiva local para que lo resucitaran.
Muerto nunca ha estado, porque es un portero que juega en un campeonato de alto nivel en Europa. Luis Antonio Marín, asistente técnico de Pinto, manifestó que a Alvarado, el colombiano le ha dado un debido seguimiento, de manera que no estamos hablando de una muerte futbolística, sino de un debilitamiento de imagen, propio de jugadores de alto nivel que por diferentes circunstancias no estuvieron con el grupo en la clasificación.
Las mismas entrevistas, portadas y titulares que de pronto le han sido otorgadas a don Esteban, las merecen Randall Azofeifa, Marco Ureña, Kenny Cunninghan, Rodney Wallace y otros.
Salvo lesiones o un derrumbe en su rendimiento, los porteros para Brasil son Navas y Pemberton, pero por sacrificio y horas de labor, el tercer lugar lo merece Leonel Moreira. Otros también tuvieron sus minutos con la Selección, como Cambronero, Torres, Sequeira, Carvajal en entrenamientos, amistosos, Uncaf y otras yerbas, mientras Esteban Alvarado dormía el sueño de los justos, de ahí que me sorprenda esta reactivación de su nombre a tan temprana hora.

[email protected]