Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 26 Agosto, 2013

Lo que hizo Mauricio Montero fue ponerle nombre y apellidos a la crisis rojinegra.
Si fue mal hecho; si es una barata excusa; si no debió decirlo; si se esperó demasiado; sí debió publicarlo con Manuel Keosseian al frente, son otros mil pesos.
En su momento, “El Chunche” fue relegado por el técnico uruguayo y perdió en el banco de los suplentes manudos toda la relevancia que a su cargo de asistente técnico le confería el antecesor del charrúa, Oscar Ramírez.
Ahora se presentó la oportunidad de sacarse el clavo.
Pero, repasemos los antecedentes.
Un día antes de que se iniciara este campeonato, el “Machillo” Ramírez le manifestó lo siguiente al periodista deportivo de La Nación, David Goldberg.
“Estamos tratando de hacer lo que ya otros equipos elaboraron. Rónald, Javier y Marvin, ellos ya van por su segundo torneo. Son los favoritos. Ya ellos tuvieron esos seis meses para caminar en los que ahora me encuentro yo.
Que estoy diciendo: ESTO LO TENIAMOS Y SE PERDIO”.
Agregó el periodista, que Ramírez no augura una gran racha para el arranque. Más bien es cuidadoso.
“Tenemos que arreglar cosas, construir cosas. Hay jugadores que llegaron y otros que ascendimos que tienen que adaptarse”, expresó el técnico rojinegro.
La sentencia de Oscar Ramírez fue tajante.
¡Se perdió lo que teníamos!
Si el colega Goldberg le hubiera repreguntado al Machillo, qué quiso decir con eso, probablemente don Oscar, con mucha prudencia y tacto, se hubiera escapado de la respuesta por algún rincón. Incluso, pudo responder: “interprételo usted como guste”.
Mauricio Montero no: éste no se anda con varas y subterfugios y desde luego que la derrota en Panamá fue la gota que derramó el vaso de la paciencia y tolerancia del “Chunche” y mirando a su equipo jugar tan mal, simplemente le quitó la tapa a la olla y se regó el veneno.
Y, hablando de ollas, a la Liga la tostaron ayer en la “mágica” de Puntarenas y de verdad que cuesta muchísimo “creer” que este Alajuelense juegue tan requetemal por culpa de Keosseian.
Cómo qué no se vale cargarle la responsabilidad al bigotón.
Pemberton, Salvatierra, Palma, Acosta, López, Valle, Oviedo, Alonso, fueron todos futbolistas que jugaron bajo las órdenes de Oscar Ramírez y no puede ser que una ausencia de seis meses les haya quebrado de tajo ideas, tácticas y técnicas de juego que no aparecen por ninguna parte.

[email protected]