Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 5 Marzo, 2013

Se rebelaron tres de los cuatro grandes y se apearon a Carmelita del tercer lugar. Ahora van por Pérez Zeledón en procura de que a la hora de las semifinales los duelos sean entre ellos: Cartaginés sigue firme e invicto en la cima, pero las victorias de Herediano en San Carlos, Alajuelense en el Puerto y Saprissa en Tibás, hicieron que los tres grandes alcanzaran 15 unidades en un tripe empate muy emotivo en la tercera casilla de la clasificación, Carmelita se estacionó en 14 y los guerreros del sur suman 16.
Por diferentes circunstancias se vararon los generaleños después de ganar cinco partidos en fila y empatar el otro. Los discípulos de Daniel Casas suman dos derrotas consecutivas frente a Saprissa y Santos, que se han combinado con la fuerte sanción que se le impuso a uno de sus mejores jugadores: Nestor Monge. Si bien, Nestor es pieza vital en el engranaje de los sureños, no da para tanto su ausencia, de manera que el bajonazo del equipo habrá que buscarlo en otros rincones.
Cartaginés suma y suma; no ha ganado en sus últimas presentaciones con la solvencia y contundencia que mostró en el arranque, incluso empató su primer partido, pero triunfos mínimos como el logrado el domingo frente a Belén, asientan al equipo de Javier Delgado en la cúspide.
En cambio, Pérez Zeledón metió el freno de mano y se paró en seco; si licuamos su par de derrotas, con los dos triunfos seguidos del Herediano y los dos triunfos seguidos del Saprissa, estamos hablando que morados y florenses recortaron en un santiamén seis unidades, lo que hace cimbrar la parte alta de la clasificación, a la espera de lo que suceda en el partido de altos quilates que se juega el sábado en el Morera Soto, entre Alajuelense y Cartaginés.
El invicto de los brumosos es un plato apetecido por sus 11 rivales; ya son diez sus contrincantes que se quedaron con las ganas de arrebatárselo. Toca el turno al campeón nacional.
La zona caliente del descenso tuvo una sola variante; Carmelita retornó al infierno en lugar de Limón, aunque las llamas lucen distantes. Los otros tres huéspedes perdieron: Belén, Puntarenas y San Carlos, de manera que en el sótano por ahora todo sigue igual y se va menguando la respiración.
¡A ver cuál se ahoga!

[email protected]