Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 8 Diciembre, 2009



Será emocionante y equilibrada la segunda fase del Torneo de Invierno, sin Saprissa y Alajuelense en brega.
Los dos clubes más populares del fútbol nacional erróneamente o no, siempre son señalados como favoritos; la verdad, que han acaparado coronas entre ellos desde hace rato, con las excepciones de rigor ya conocidas, la última, la de Liberia Mía la temporada anterior.
Desde que se aprobó variar la forma de elegir campeón y se acordó que se designarían campeones en cada uno de los torneos cortos, se abrió la ventana para que las posibilidades de ganar el cetro, por clubes que no fueran la Liga y Saprissa, aumentara. Los liberianos dieron la primera confirma y ahora, les toca defender el título, ante cinco hambrientos adversarios que ven aumentar la posibilidad de subir al trono, sin el par de acaparadores en el camino.
De los seis supervivientes, se debe guardar todo el respeto que merece el actual campeón que sigue manteniendo una nómina de lujo, sin duda, la más potente del evento.
Ninguno de los clasificados cuenta con una alineación donde hay dos y hasta tres jugadores por puesto, de grueso calibre, como la tiene Alain Gayhardy.
Liberia Mía es candidato fuerte, pero también está en la lucha el Herediano de Ragussa, plagado de treintañeros acostumbrados a los juegos de presión: Ricardo, Arias, Mauricio, Montoya, Cancela, Drovandi, Herron, Blanco y compañía, no se van a arrugar ante esta nueva oportunidad de alcanzar el cetro, que se les fue de las manos la temporada anterior.
Brujas repite en las altas instancias; inquilino fijo de cuartos y semifinales, los discípulos de Mauricio Wright confían en dar el zarpazo. Es hora de dejar de olfatear la corona; es el momento de llevarla a casa.
Cartaginés se siente campeón. Llegó la hora. Sin Saprissa y Alajuelense en ruta, los fanáticos brumosos cantaron a los cuatro vientos el pasado domingo que llegó su turno. Esta vez, no hay quien se lo quite.
Va a participar también el equipo que jugó el mejor fútbol del torneo, Pérez Zeledón, que, si reedita tan excelentes presentaciones… ¿Quién se lo apea? Y por ahí estará de pie en escena, al lado de la línea de cal, el respetado estratega Carlos Restrepo, adicto al orden táctico, dispuesto a que sus tiburones naranjas abran la boca y se engullan al más pintado.

[email protected]