Logo La República

Lunes, 17 de diciembre de 2018



NOTA DE TANO


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo [email protected] | Martes 27 noviembre, 2007


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo
[email protected]  

Se habrán dado cuenta de que a Brujas y a Carmelita les falta muy poco camino para convertirse en el nuevo campeón del fútbol nacional.
Primero, una serie de ida y vuelta entre ellos lo que significa que uno de los dos sobrevivirá y luego, otra serie contra el Herediano.
En la final los espera Pérez Zeledón, la Liga o el Saprissa.
De la forma en que se armaron las llaves, es imposible una gran final entre morados y manudos; por dicha. Uno de los dos se queda tirado en el camino.
La nueva forma de jugarse el campeonato, muy criticada por miles de aficionados, se planificó precisamente para esto, para darles oportunidad a otros clubes quizá de presupuesto y nómina modesta, de tener la corona al alcance de la mano.
Ya Pérez Zeledón ha estado en estas instancias semifinales e incluso con Carlos Restrepo como técnico ganó un torneo Apertura. Igual Santos, y el Herediano ganó un Clausura. Si las modificaciones a la forma de jugar un campeonato se hubiesen acordado hace una década, guapileños con Ronald Mora, guerreros y los florenses (también con el “Macho”), serían jóvenes campeones nacionales.
Ahora la oportunidad nueva es para carmelos y hechiceros; los generaleños ya están acostumbrados a estos menesteres.
El hecho de que en la primera serie de muerte súbita se enfrenten Carmelita y Brujas es un detalle de supervivencia interesante, porque uno de los dos va a quedar a cuatro juegos del título.
Si se comparan las nóminas y los presupuestos de estas dos instituciones, hay un mar de diferencia; es como equilibrar las finanzas personales de Minor Vargas con las de Carlos “Cañón” González.
De ahí que este sueño es más carmelo que brujo, porque al fin de cuentas, Brujas nació en cuna de oro mientras que Carmelita es club de barrio, abarrote y pulpería.
Negros y verdes se van a dar duro en una serie de pronóstico reservado; vimos jugar a Brujas contra la Liga y el Saprissa en Desamparados y acabamos de mirar los juegos de Carmelita ante Alajuelense y Herediano y no me atrevo a señalar un favorito.
En el papel es Brujas, pero quien medio sepa de fútbol y haya analizado al Carmelita de Mauricio Montero, tendrá que quitarse el sombrero ante el exquisito orden táctico mostrado por los carmelos en esta fase final del campeonato.
Si los cruces hubiesen ubicado a este par de equipos de una vez contra los dos “mamulones”, Saprissa y Alajuelense, quizá por tradición la cuesta hacia la corona se hubiese recargado. Pero, el hecho de que la primera serie es entre ellos y que uno seguirá vivo, incita al entusiasmo, porque luego sigue Herediano, un club poderoso pero que hace rato no gana un partido y al que se le puede complicar la serie corta.
Vimos el domingo como Carmelita lo frenó con un hombre menos en el campo. Imaginémonos un Carmelita-Herediano en semifinales.
¿Alguien se atrevería a vaticinar pase fácil florense tras lo visto en Santa Bárbara? Y recuerden que en el Rosabal Corderon también empataron y por idéntico marcador, 1-1.