Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



NOTA DE TANO


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo [email protected] | Martes 06 noviembre, 2007


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo
[email protected]  

Siempre me he hecho una interrogante, una pregunta sin respuesta, incluso en el mercado laboral del fútbol costarricense.
¿Qué pasaría en las Grandes Ligas si ningún equipo contrata a Alex Rodríguez?
O también… ¿qué le pasaría a Rodríguez si nadie lo contrata?
El agente del pelotero, Scott Boras, en su momento les dijo a los Yanquis de Nueva York que no podían reunirse con el jugador a menos que le ofreciesen una extensión de contrato que le garantizase al astro $350 millones como mínimo.
A Rodríguez le quedaban $81 millones en los tres años restantes a su contrato con los Yanquis, que totalizaba un récord de $252 millones por diez años. Los Yanquis se preparaban para ofrecerle una extensión de entre $25 millones y $30 millones anuales por cuatro o cinco temporadas, pero Boras informó a los neoyorquinos que su representado había decidido declararse agente libre. Los Yanquis habían dicho que no negociarían con A-Rod si este se declaraba agente libre y ahí se rompieron las negociaciones entre club y beisbolista.
Ayer lunes en Orlando, Florida, se iniciaron las reuniones de los gerentes generales del béisbol y desde luego que Boras está presente para “mover” a su máxima estrella.
Las conjeturas sobre los posibles destinos para Alex, incluyen a los Medias Rojas, Cachorros, Gigantes, Dodgers, Angelinos y Mets. Dado que Boras siempre busca el pago máximo y le encanta fijar récords, será muy difícil distinguir ficción de realidad hasta que esté a punto de finalizarse un acuerdo.
Ningún equipo, salvo los Yanquis, puede contactar a Rodríguez antes del 13 de noviembre, pero es un hecho que el mejor beisbolista del momento vale mínimo $30 millones por año, busca un contrato a largo plazo, siete años o diez años y quien lo quiera tendrá que desembolsar mucho más de $300 millones para firmarlo.
Aquí retorno a mi interrogante.
¿Qué sucedería si los gerentes de todos los clubes de las Grandes Ligas se ponen de acuerdo en Florida y deciden dejar a Rodríguez sin equipo?
Desde luego que el muchacho no se va a morir de hambre; tampoco su codicioso agente pues los dos nadan en dólares, pero una decisión así, de los gerentes de los equipos, desde luego que revolucionaría el mundo del deporte.
Recordemos que los Yanquis no ganaron ninguna Serie Mundial con Alex; esto demuestra que firmarlo no garantiza el máximo objetivo. Dejarlo por fuera y obligarlo a emigrar al béisbol japonés, bajaría enormemente la inflación del béisbol profesional en Estados Unidos. Todos los clubes saldrían ganando y los agentes libres tendrían que bajar sus pretensiones.
Pero… ¡qué va!
El espectáculo necesita de estos astros y no existen gerentes con los testículos bien puestos, que se animen a una trastada de estos límites.