Logo La República

Lunes, 10 de diciembre de 2018



NOTA DE TANO


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo [email protected] | Martes 09 octubre, 2007


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo
[email protected]  

El violento remate que Armando Alonso le pegó en la cara a Luis Venegas y que se desvió en jugada de billar hasta el fondo de las redes de Dexter Lewis, inicio del brillante triunfo del Saprissa en Pérez Zeledón, catapultó a los morados hacia una cima plácida, cómoda y segura en el Grupo B del Torneo de Invierno. El bicampeón nacional suma 19 unidades, seis más que sus escoltas Pérez y Brujas con un partido menos que los guerreros.
Jeaustin Campos y sus discípulos disfrutan de un paseo por las nubes y de cero tormentas, en un torneo que paradójicamente lleva el nombre de Invierno, pero que para los morados ha resultado de eterna primavera.
En este mismo grupo, las derrotas de Pérez y Santos combinadas con los triunfos de Liberia y Cartaginés provocaron un estrujamiento dramático e interesante en la tabla de posiciones entre todas las escoltas del superlíder.
Si los números no mienten y de verdad que son poco mentirosos, vemos que entre los guerreros del sur que marchan segundos y los brumosos que son últimos, solo hay dos puntos de diferencia, cuando se entra a la segunda fase de una competencia que verá en exclusiva los enfrentamientos entre los equipos del mismo grupo.
Tomando en consideración lo difícil que sería un derrumbe del Saprissa en la segunda fase y otorgándole por derecho propio un lugar entre los tres equipos que se clasifican a las semifinales, quedarían dos “campitos” y también ir observando conforme se desarrollen las jornadas, cuál club se ve favorecido con los diez “milloncitos” de colones al cuarto lugar.
Si esta primera fase del torneo de Invierno hubiera terminado el pasado domingo, se hubieran clasificado a semifinales Saprissa, Pérez y Brujas y los ¢10 millones irían a Santos.
En el Grupo A la situación es distinta a la del B; el derrumbe inicial de San Carlos unido a las últimas derrotas de la Universidad, abrieron una brecha de diez y siete puntos con los líderes y las posiciones están más marcadas y definidas.
La sorpresiva derrota del Herediano a manos del Cartaginés —y la calificamos con ese término porque los brumosos tenían siete años de no vencer a los florenses en el Fello Meza—, les cortó a los pupilos de Javier Delgado una fuga similar a la que el Saprissa montó en el Valle.
Frenado el líder, bloqueado Puntarenas por San Carlos y detenido Carmelita por la Liga, el Grupo A se estremeció en la jornada sabatina y los cuatro primeros lugares lucen muy equilibrados. Los chuchequeros podrían cazar a Herediano si ganan el partido pendiente con Alajuelense y si son los rojinegros los ganadores, estos brincarían al segundo lugar de la clasificación.
Se ve difícil que Herediano y Puntarenas se caigan; entre Carmelita y la Liga está el otro espacio y conocer quién se queda con los “pesitos” al cuarto lugar.

[email protected]