Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 18 Septiembre, 2007

Nota de Tano

Gaetano Pandolfo
[email protected]  

Actitud y buena suerte acompañan sin duda los triunfos del Deportivo Saprissa, cuando los logra en la agonía de los partidos e incluso, como ha sucedido varias veces en las últimas temporadas, en tiempo de reposición.
Nos encantó la actitud del cuerpo técnico del Saprissa cuando decidió seguir jugando el campeonato sin sus jugadores seleccionados. Los morados, creo yo, son el único equipo del campeonato que entra a ganar en todos los estadios; los otros once, desde luego que entran al partido también a ganarlo, pues nadie juega a perder, pero la actitud de los jugadores en el terreno de juego y los planteamientos temerosos de la mayoría de sus entrenadores, no reflejan vocación ganadora.
Muchos entran a no perder, para luego ver si ganan.
Saprissa no hace eso; sus futbolistas desde las ligas menores nacen y se forman con una actitud de vencedores, de equipo grande, de club campeón y la mayoría de esas victorias de los bicampeones, “agarradas del pelo” como las obtenidas recientemente ante la Universidad y Liberia Mía, combinan ese detalle mental con una buena dosis de fortuna.
La verdad que los dos goles de Alonso Solís, el que le metió a la UCR y este último contra los pamperos, no se gestan por grandes jugadas de sus compañeros de equipo, sino que ocurren por otras circunstancias que poco tienen que ver con calidad de juego. Un despeje largo, un rebote y gol.
¡Claro, está la actitud del equipo que no se rinde hasta que el árbitro dice… se acabó!
Estuvimos el pasado domingo en el Morera Soto mirando a la Liga enfrentar al Cartaginés y nos alegró muchísimo el gol que anotó Berny Solórzano.
Quienes nos leen saben que en este espacio hemos venido apoyando a Berny y dándole a entender al técnico Carlos Restrepo, que ese número diez que exageradamente anda buscando como loco por todo el mundo, hace rato lo tiene sentado en su banca y es Berny Solórzano.
No han sido muchas las oportunidades verdaderas que don Carlos le ha brindado a este inteligente futbolista para que se eche a la Liga encima de su talento. Casi nunca titular y luego jugando ratitos en algunos partidos.
Si el técnico rojinegro insiste más con Berny y le ofrece el rol protagónico que merece, que no lo dude: en poco tiempo va a encontrar el futbolista que le sirve de enlace entre medio campo y delantera, punto flojo de la Liga en esta temporada.
Solórzano merece más minutos de acción uniformado de rojinegro, no por el gol que le hizo al Cartaginés, sino por sus atestados y antecedentes, tan valiosos, que fueron precisamente los que le llevaron a las tiendas manudas.
Pero…¿qué mensaje se le está enviando a este muchacho de parte de su cuerpo técnico cuando todos los días anuncian que el equipo busca un “10” hasta en las selvas del Brasil?