Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 12 Septiembre, 2007

Nota de Tano

Gaetano Pandolfo
[email protected]  

El partido entre las selecciones de Costa Rica y Honduras le deja al técnico de la tricolor una gran lección, si es que desea aprenderla y ojalá memorizarla.
El 90% de la prensa deportiva nacional quedó satisfecho con el desenvolvimiento del equipo y casi no hubo críticas desfavorables al desempeño de los jugadores.
A pesar de que el seleccionado mostró poco volumen ofensivo y el trabajo fuerte del portero Noel Valladares se limitó a desviar de puños un par de trallazos lejanos de Walter Centeno, más el susto del remate de Ronald Gómez al poste, bastó un partido ordenado técnica y tácticamente de los discípulos de Medford, para que la prensa criolla se mantuviera quieta y hasta contenta con el desempeño del equipo.
¿Cuál es la lección para el entrenador nacional?
Entender con este ejemplo tan claro, que los periodistas deportivos no estamos por gusto o ganas de molestar en contra de la Selección Nacional y que si hoy nos mostramos unánimes y unidos para defender y alabar el desempeño del equipo en un partido determinado, igual que Medford sepa, entienda y aprenda que si en ocasiones anteriores como en la Copa Oro y otras que inevitablemente vendrán se da un criterio unánime negativo del trabajo del equipo, lo comprenda y lo tolere, en lugar de venírseles encima a los colegas con manifestaciones despectivas.
Todos estamos creciditos y grandecitos para poder darnos cuenta, con mínimo margen de error, cuando Costa Rica juega mal, regular, bien o muy bien.
Decimos esto porque en la Copa Oro el desempeño de la tricolor contra Canadá y Guadalupe dio pena, de manera que los que hoy opinamos que Costa Rica jugó bien contra Honduras el pasado domingo, somos los mismos que dijimos que la Selección Nacional jugó mal ante Guadalupe y es en ese sentido que el cuerpo técnico de la tricolor debe entender la posición de los periodistas, desde luego con las excepciones de rigor, porque no todos los que andamos en estos menesteres tenemos completa honestidad al emitir criterio y opinión.
Siguiendo con el tema de ayer, decíamos que como defensores centrales por la izquierda, Hernán Medford tiene cinco jugadores que le han cumplido: Gabriel Badilla, Leo González, Michael Umaña, Pablo Chinchilla y ahora Gonzalo Segares. De estos cinco, dos pueden jugar igual de bien el costado derecho: Umaña y Badilla y otros dos como carrileros izquierdos; Leo y Chalo. Chinchilla sí está un poco más estacionado en esa única posición.
Por el otro costado hay menos mano de obra: Harold Wallace ha sido dominante, igual que Jervis Drummond.
Se acomodaron por ahí en su momento Gilberto Martínez y hasta Luis Marín y ahora viene la renovación con Pablo Herrera, Roy Myrie y Marvin Angulo. Han tenido oportunidades Try Bennett, Andrés Núñez y Carlos Johnson. Luego seguimos.