Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 26 Mayo, 2009



La final está abierta.
Herediano es favorito para ganar esta noche pero Liberia Mía puede dar la sorpresa.
Lo respalda el último antecedente.
Si le ganó al Saprissa, le puede ganar a cualquiera.
El partido de ida fue muy soso; mentalmente a los liberianos les pesaron muchísimo las ausencias de Wong, Umaña, Salazar, Sunsing y Díaz. Incluso, nos pareció que el técnico francés se apuntó mentalmente a dejar que el título se definiera en Heredia.
En el Edgardo Baltodano, la cuerda como local les duró pocos minutos a los anfitriones; unas cuantas incursiones de Esteban Sirias por el carril izquierdo; servicios al segundo palo que nadie cerró, en mucho porque Víctor Núñez acusó falta de ritmo y acompañamiento.
Tras los petardos de los liberianos que fueron luces de bengala en lugar de bombetas de trueno, el Herediano asumió las riendas del cotejo, cuando Oscar Briceño se echó al equipo al hombro, pasaron al ataque y Andy Herron dejó escapar ocasiones de conquista, una tras otra.
El 0-0 final dejó las cosas para ser resueltas esta noche.
Reaparecen Michael Umaña, Pablo Salazar y Minor Díaz.
¿Gana mucho Liberia Mía con estas incorporaciones?
En zona defensiva sí.
Pero…¿qué van a defender?
A como están las cosas el juego hay que ganarlo y si se anota primero, defenderlo y es dentro de este sentido lógico, que quien hará mucha falta en la nómina pampera es el desequilibrante William Sunsing. Salazar y Minor Díaz son futbolistas que se pueden suplir sin mayores problemas; Umaña es más complicado.
Claro que uniendo a Minor con Mambo, el cuadro de Alain Gayhardy será y tendrá que verse más ofensivo que el que actuó en Liberia; habrá que esperar para ver si alcanza.
Se ocupaba un Liberia Mía más agresivo como local; el dominio territorial de la primera media hora, era obligación alargarlo; será difícil que esta noche los visitantes se topen con un equipo que juegue tan mal al fútbol como lo hizo el Saprissa en su último encuentro.
Herediano se juega mucho en este compromiso; ascendió a punta de goles y buen fútbol en varios partidos, a una vitrina que anhelaba con desesperación y ansia. Ha sido una larga espera; solo 90 minutos lo separan de un título soñado.
¡No pueden dejar escapar la ocasión!
Ronald Mora está a punto de treparse, él también, al podio de los campeones; cómo técnico no ha podido atrapar los cetros que sí logró como futbolista.
Entrena y prepara una formación compacta en cada uno de sus departamentos; suma experiencia con Ricardo y Mauricio; muchos torneos para Arias, Montoya y Blanco; friolera de goles en las piernas y cabezas de Herron, Furtado y Leandrinho; aporte valioso de Briceño; la sangre joven de Marshall, Acosta y Rojas.
Herediano está obligado a meter los goles que no hizo en Liberia. Liberia Mía, obligado a repetir la hazaña de Tibás.
Felicitaciones anticipadas al que logre su propósito.

[email protected]