Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 29 Septiembre, 2017

Herediano dio golpe de efecto en Guápiles

Pareciera que a Hernán Medford le molesta que la prensa deportiva no otorgue —según él— méritos a su equipo, que arrasa en el campeonato.
En la conferencia de prensa posterior al juego frente al Santos, el técnico del monarca protestó por el comportamiento de los periodistas deportivos que “no le dan méritos al Herediano”. Eso dijo.
Seguramente el estratega intuye que este Herediano “puede jugar solo”, según han opinado algunos colegas y eso lógicamente le molesta.
Ningún equipo puede jugar solo; las disciplinas deportivas colectivas necesitan jugadores y entrenador y los equipos más poderosos del planeta en su momento, se distinguieron por la combinación perfecta entre el maestro y sus discípulos.
¡Los Yankees de Casey Stangel!
¡Los Dodgers de Tom Lasorda!
¡El Manchester United de Alex Ferguson!
Que no se preocupe entonces “El Pelícano”, porque si el Herediano sigue aplastando rivales como lo hizo frente al finalista de la Liga Concacaf, mantiene el largo invicto, rompe marcas y obtiene el bicampeonato, su equipo será recordado y quizá inmortalizado como el ¡Herediano de Hernán Medford!
En los pronósticos previos al inicio del Apertura, la prensa deportiva criolla hizo eco de la opinión de la mayoría de seguidores de nuestro fútbol y catapultó al Team como favorito a ganar el título.
Se ha repetido hasta la saciedad.
Herediano está sobrado para nuestro campeonato; ninguno de los 11 colegas de don Hernán, dispone en su reserva del arsenal de piezas para darle vuelta a un resultado, armar la mejor alineación y alternar la nómina sin desfases.
Pero esto no significa ni por asomo, que el equipo pueda jugar solo. Urge en momentos determinantes la mano sabia del entrenador y precisamente el cuerpo técnico del Herediano ha dado muestras de esto en los dos últimos partidos.
Cuando Carmelita se le encerró al Team, Medford metió en el momento preciso a Sánchez, Landín y Ortiz para abrir el cerrojo.
Contra Santos, su equipo perdió el primer tiempo 1-0, pero Hernán metió a Esteban Ramírez y el libreto del partido dio un vuelco impresionante a favor del monarca que terminó liquidando al anfitrión.
Tranquilo entonces don Hernán; no se altere ni se sulfure, que sus méritos le son y serán reconocidos.

[email protected]