Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 16 Septiembre, 2017

¡El invicto del Pato!

Terminó la pesadilla con Benito Floro y Liga Deportiva Alajuelense inició su camino a la resurrección.
La dirigencia se apuntó al corazón, a la motivación y escogió una tripleta de símbolos de la institución para que formaran un cuerpo técnico, liderado por Wilmer López y como asistentes, Mauricio Montero y Joseph Miso.
Cuatro partidos, dos ganados, dos empatados y el cuarto lugar de la clasificación. Un primer triunfo en el clásico, cuestionado pues se dio en parte gracias a yerros del silbatero Ricardo Montero que favorecieron al León, y luego le sacaron a la Liga dos victorias en los cierres de sus partidos frente a Carmelita y Pérez Zeledón. Dejó escapar el equipo puntos que ya tenía en el bolsillo. El domingo pasado triunfo de visitante en Liberia y el cuarto lugar del Apertura amarrado.
Si bien es cierto que le falta muchísimo fútbol a este “nuevo” Alajuelense para convencer, por lo menos sus seguidores están satisfechos de ver en la cancha a futbolistas alegres, entregados y con mística, ingredientes que se habían perdido con el español.
Como un mero apunte, y repasando las formaciones de don Wilmer en estos cuatro partidos, queda la sensación de que trata de quedar bien con la mayoría del grupo. No hay una alineación base (puede que el cuerpo técnico la esté construyendo), pues ha visto acción el 90% de la nómina.
Desde luego que ayudó a esto el llamado a la Selección Nacional de tres de sus figuras: Pemberton, Salvatierra y Gutiérrez.
Congelados están el portero Mauricio Vargas, el defensa Jamesson Scott y el atacante trinitense Jamille Boatswain, más una tripleta de novatos por ahí. El resto de la planilla ha visto acción, y este detalle táctico puede analizarse desde un punto de vista positivo, pero también negativo.

[email protected]