Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 2 Diciembre, 2016

A larga distancia pareció injusta la expulsión de Medford

Cuando Herediano gana 7-0 o 5-0 no hay ningún problema con el arbitraje. Cuando no gana, hay problema con el arbitraje.
Después de ser eliminados de la Liga de Campeones de Concacaf y para distraer la atención de sus fanáticos, el técnico Hernán Medford se inventó una conspiración, sin citar procedencia ni fuente y les anunció a los seguidores del Team que intereses ocultos no querían que su equipo conquistara el bicampeonato.
Presagió tormenta y al primer partido que no ganó después de su grito de guerra, armó la bronca contra los jueces de turno. Su equipo, como todos, se vio perjudicado con algunos yerros arbitrales y eso le dio pie al polémico estratega para reafirmar su creencia del supuesto boicot.
Herediano le cedió el primer lugar de la etapa clasificatoria al Saprissa, suceso que desde luego no fue del agrado del entrenador y así entramos a la cuadrangular.
Después de apalear de nuevo al Santos, el Team sacó valioso empate con Alajuelense, en el sentido de que lo logró de visita, pero en su contabilidad se perdieron dos unidades. El Pelícano despotricó contra el árbitro Ricardo Montero porque detuvo muchas acciones en los tiros de esquina que pudieron favorecer a su equipo. A Medford se le olvidó que esas decisiones acomodaticias de Montero, igual perjudicaron al equipo de Farinha.
Y llegó un nuevo partido con Santos, el de antenoche. Les cuento que no lo vi, solo en su cierre que fue cuando se presentó la jugada del tiro libre a favor del Team, que duró cinco minutos en ejecutarse ante la parsimonia del central Keylor Herrera.
¡Y ardió Troya!
Se calentó el ambiente, imperaba un 0-0 total en el marcador en nada favorable a las pretensiones del monarca de ganar la cuadrangular y disputarle el título al Saprissa y vimos a don Hernán vociferando y reclamando, por acciones que se presentaban en la cancha previas a la ejecución de la falta.
De pronto lo expulsan, con razón o sin razón.
Desde el sillón de mi casa me pareció que sin razón y entonces regresa la telenovela de la conspiración, Medford suelta su verbo ardoroso en contra de los silbateros y amenaza con demandarlos judicialmente si mienten en el informe.
Desde luego que si Herediano le hubiera metido tres o cuatro pepinos al Santos, como lo hizo en sus dos juegos anteriores a este, esa jugada del tiro libre en el minuto 90 hubiera resultado intrascendente, pero cada juego tiene su propia historia.