Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 2 Diciembre, 2008

NOTA DE TANO


¡Qué mala suerte la del Atlético de Madrid!
¡Qué salado Javier Aguirre!
Quince equipos para enfrentar en un sorteo por la Copa del Rey y se saca la rifa contra el Barcelona, hoy por hoy, quizá el mejor equipo del mundo.
Pudo enfrentar en los octavos de final a clubes de divisiones inferiores como el Polideportivo Ejido y el Real Unión Irún de la segunda B, o a conjuntos de la primera división de la parte baja de la tabla como el Mallorca, Bilbao o el Osasuna, pero nada que ver: los colchoneros toparon con el Barcelona, un rival que solo para estremecerse y perder el sueño desde hoy, les endosó un 6-1 en la sexta jornada del campeonato.
Este clásico copero del fútbol español se jugará, igual que los restantes siete partidos, el 7 de enero en Madrid la ida y el 14 en Barcelona la vuelta, y en el papel, han salido favorecidos el Espanyol que se las verá contra el Ejido (victimario sorpresivo del Real Madrid) y el Betis, que se medirá al Unión Irún.
La mano de Roberto López Ufarte, (¿lo recuerdan?), aquel gran jugador de la Real Sociedad de San Sebastián y ahora representante del Real Unión de Irún, emparejó a rojiblancos y catalanes en lo que para muchos podría ser la final anticipada.
El cruce entre los de Aguirre y Guardiola, fue el sexto en salir en el sorteo realizado ayer en la Ciudad del Fútbol, y de inmediato dio alivio a los cuatro clubes que quedaban por salir, Osasuna y Athlétic de Bilbao, emparejados a continuación por el director deportivo del Sevilla, Monchi, y Mallorca y Almería, que se jugarán una plaza en cuartos.
A estos cuatro equipos perfectamente les pudo tocar el Barcelona, lógicamente el rival que todos evitaban.
El ganador del encuentro entre Atlético y Barcelona se medirá en cuartos al vencedor de la eliminatoria entre Polideportivo Ejido y Espanyol, club que ayer nombró como nuevo director técnico a José Manuel Esnal "Mané", hasta finales de temporada, en sustitución de Bartolomé 'Tintín' Márquez, destituido el domingo tras el partido ante el Sporting de Gijón, por los malos resultados del equipo en los últimos meses de competencia.
Almería, un equipo joven que da que hablar en la liga y que se dio el lujo de eliminar al Villarreal de esta Copa, va contra el Mallorca, mientras que los campeones de Copa, el Valencia, tiene hueso duro de roer con el Rácing de Santander.
Mi querido Osasuna que sigue en la pura “street” en la liga y fue goleado por Málaga el domingo anterior, jugará en un clásico vasco ante el Athletic Bilbao.
Los otros emparejamientos de octavos de la Copa son:
Sporting Gijón – Valladolid y Sevilla (bicampeón de Copa las temporadas 2005-06) contra Deportivo.
Ante tanto contendiente posible, con 15 bolitas disponibles, toparse tan temprano con el Barcelona, no deja de ser un baño de sal para el Vasco Aguirre y sus aguerridos colchoneros.

[email protected]