Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 28 Agosto, 2008

NOTA DE TANO


Dos equipos aún no ganan en el campeonato: Cartaginés y Carmelita; a los brumosos quizá les quitaron la oportunidad de lograr su primera victoria con la famosa, polémica y publicitada acción de Jervis Drummond sobre Oscar Granados que fue penal, no se pitó y de sancionarse, puede que lo atrapara Keylor Navas.
En todo caso la casilla de victorias del Cartaginés dice cero, lo mismo que Carmelita. Ya analizamos las bondades que le vimos a la nómina de Juan Luis, por lo menos en ese partido ante el Saprissa, que nos puso a proyectar a los blanquiazules como equipo con muchas posibilidades de eludir el descenso.
A los discípulos de Mauricio Montero todavía no los hemos visto en vivo y a color, mas de antemano consideramos que también maneja una planilla no acorde con lo que presenta en el campeonato.
¿Por qué los carmelos no ganan?
Siento que a lo interno del grupo los pueden estar perjudicando mental y anímicamente los problemas extracancha de varios de sus jugadores. Algunos, casos de Wilmer López y Kervin Lacey se han hecho públicos, pero dirigentes del club manifestaron a los medios de prensa que existen domésticamente problemas similares con otros jugadores.
¡Menudo problema para el cuerpo técnico!
Me pongo a analizar el caso más reciente de Lacey.
¿Cómo va a estar este jugador metido en un partido si sabe que la policía lo espera para encarcelarlo?
¿Cómo se puede jugar al fútbol así y lo más grave…cómo se puede ganar así?
¿Cómo se puede concentrar un equipo si piezas del engranaje están en esta situación?
¿Qué clase de profesionalismo es este?
Carlos “Cañón” González y otros directivos de Carmelita se molestaron mucho, específicamente con Everardo Herrera, cuando este dijo públicamente que el club de Alajuela no tenía méritos para estar en una primera división y que no se había actualizado con los elementos propios de un equipo profesional.
Se hicieron varios señalamientos como falta de estadio (pecado no exclusivo de los carmelos); poca membresía; escasa afición; pago de nómina por medios obsoletos que incluyen rifas, y otras cosillas por ahí.
A pesar de estos menesteres y contratiempos que, repito, no son exclusivos de Carmelita, la dirigencia del club con enorme mérito pudo mantener prácticamente intacta la nómina de la temporada anterior que es de buena calidad y respetable en cada uno de sus departamentos y es en este punto donde preocupa la falta de victorias.
Kevin Steward es un portero maduro; Alejandro González un cuchillo; Omar Royero, pura calidad; Roy Ramírez, mañoso tractor; Mauricio Mora, Erick Marín y Alejandro Víquez, talento; Rigo Ramírez y Orlando González, cumplen; luego la experiencia en las piernas del Pato, Santana, Lacey y Diach, más el ariete Olman Vargas, sin duda una nómina que ya debería sumar mínimo, un triunfo.

[email protected]