Enviar
Alberto Dent descartó propuesta para establecer un nuevo régimen de supervisión bancaria
“Nos piden hacer la vista gorda”

• “Si los empresarios están planteando eso, pues que pongan la plata y corran ellos con los riesgos”, sentenció presidente del Conassif

Wilmer Murillo
[email protected]

La propuesta lanzada por los empresarios a través de su organización cúpula, la Unión de Cámaras, de que se promuevan reformas legales para establecer esquemas diferenciados de supervisión bancaria, no convenció a las autoridades reguladoras del sistema financiero costarricense.
“Nos piden, ni más ni menos, hacer la vista gorda ante los riesgos que asuma la banca”, replicó Alberto Dent, presidente del Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif).
El funcionario argumentó que es “fácil festinar los recursos que no son de uno”, y pasó a señalar la posición de reguladores y supervisores: “la normativa prudencial la hemos puesto para dar la mayor seguridad posible de que cuando un inversionista pide su dinero se lo puedan devolver”.
Adujo que si los empresarios están planteando eso, “pues que pongan la plata y corran con los riesgos, pero no vengan a pedir a los supervisores que hagamos más laxas las normas para el uso de dinero de terceros”.

¿Considera que hay que reducir la complejidad de los trámites producto de la gestión crediticia?
Esa es una relación de bancos y clientes. Pero los bancos tienen que solicitar suficiente información y conocer bien a sus clientes.

No se puede pretender que Perico de los Palotes entre a un banco a pedir $1 millón, sin preguntarle dónde vive, qué hace o cómo genera sus ingresos. No queremos narcos, terroristas ni sinvergüenzas. Puede que haya gente quejándose de violaciones a la intimidad. Lo cierto es que es legal exigirlo y en cualquier país la gente tiene un raiting de crédito.

¿Hay que facilitar la creación de nuevos instrumentos financieros de apoyo al sector privado?
Colaboraremos con todo, pero los empresarios tienen que tocar la puerta de los bancos para líneas de crédito especiales, fondos de capital de riesgo y otros. Volvemos a lo mismo. Los empresarios no pueden pretender irse a explorar el mercado chino y pedir para ellos créditos sin garantías. ¿Qué pasa si el negocio sale mal? Ayudaremos a crear todos los instrumentos necesarios, per
o no somos los llamados a desarrollarlos. Solo a medir sus riesgos y proteger a los inversionistas.

¿Debe contribuir el Conassif a reducir los costos de formalización e intermediación?
Han ido bajando. La gente se queja por el encaje legal, los impuestos o algunas distorsiones. Queda camino para poner a competir los bancos y que sean más eficientes.

Hay críticas porque todavía no hay en el mercado un reglamento para regular el mercado de futuros. ¿Es culpa del Conassif?

A uno lo critican si hace rápido las cosas, diciendo que no lo pensaron bien y si es lento, porque lo pensó demasiado. El reglamento ya está en consulta y se promulgará en su momento. Estos instrumentos implican un riesgo para los bancos, pues si pierden tienen que financiar el faltante con su capital y no con el de los inversionistas.

¿La expansión fuerte del crédito en algunas entidades o sectores es una vulnerabilidad que preocupe a los reguladores?

En un sistema financiero maduro el crédito debe crecer a un ritmo anual no mayor del 15%. En Costa Rica, se le suma una inflación del 10%. Pero si crece más allá del 25%, la experiencia nos dice que las políticas de crédito no serán tan sanas como en el tiempo que tuvo para ver con cuidado las cosas. Un año o 18 meses después de una expansión desmesurada la mora de la entidad empieza a subir. Siempre se ha visto, y nos preocupa también por sus efectos macroeconómicos negativos.

¿Se analizan opciones para mitigar los riesgos?

Le puedo decir, pero después tendría que matarlo.

Las medidas, ¿elevarán los costos de la banca?
Revisamos solo factores de riesgo. Eventualmente en unos 22 días te
ndremos algo en qué enfocarnos, que tenga sentido desde el punto de vista regulatorio.

¿Incluye ejercer persuasión moral?
Esto ocurre cuando un regulador llama al gerente del banco y le habla al oído. Siempre se ha dado y se da.

Cree que los niveles bajos de tasas de interés seguirán estimulando el crédito, ¿con qué consecuencias?
El negocio de los bancos es estimular el consumo; no tenemos nada contra eso. No nos malentiendan, nuestra labor es decirles que si asumen riesgos tienen que acumular suficientes reservas.
El financiamiento de un crédito de vivienda no debe ser más del 80% de su valor. Pero hay bancos que se dan el lujo de financiar hasta el 110% y el menaje de casa. Cuando esto sucede tienen que hacer suficientes provisiones en el caso de que el cliente no pague. Eso ocurrió en Estados Unidos con la burbuja de la vivienda.

¿Hay una burbuja inmobiliaria en Costa Rica?
Eso estamos evitando y la normativa 1-05 es lo que pretende, medir ese riesgo. Pero queremos ir un paso más allá porque vemos crecimientos de las carteras muy grandes, y debemos seguir poniendo los puntos sobre las íes.

¿Cuál es la contribución del Conassif, en la lucha contra la inflación?

Todo nuestro apoyo moral a don Francisco de Paula Gutiérrez.

¿Qué podemos decir de la salud financiera de las actuales carteras bancarias?
Son muy sanas. Creo que hemos hecho una excelente labor con una normativa bien aplicada. No obstante, seguimos conscientes de que hay cosas que pueden cambiar ante todo por factores externos como la desaceleración económica de Estados Unidos.
En ese sentido dormimos con un ojo abierto.

¿Se requiere legislación para hacer frente al nuevo entorno?
Tenemos reformas esperando en la Asamblea Legislativa para que se nos permita la supervisión consolidada de los grupos financieros, y la banca off-shore. Hay una serie de huecos que estamos tapando, por la imposibilidad de controlar empresas de factores, leasing y otras subsidiarias de estos grupos.

¿Qué pasa con los megabancos que ingresan al país recursos más baratos? ¿Es competencia desleal?
Si los megabancos meten dinero barato para beneficiar al consumidor, es bienvenido.
No creemos que sea competencia desleal para la banca del Estado que es muy fuerte. Pero, no creemos tampoco que nadie haría eso. Los bancos que hoy día existen son prudentes.
Ver comentarios