No son los cajeros griegos los que se quedan sin dinero, son los alemanes
Los cajeros de Atenas todavía operan sin problemas, mientras los transportadores de dinero de Alemania, que están en huelga, dejaron de llenar los cajeros. Bloomberg/La República
Enviar

No son los cajeros griegos los que se quedan sin dinero, son los alemanes



 Los viajeros europeos se enfrentan desde hace semanas a la posibilidad de que las tambaleantes finanzas de Grecia den lugar a que los cajeros automáticos queden vacíos. Deberían, en cambio, preocuparse por los de Alemania.
Mientras que los cajeros de Atenas todavía operan sin problemas, los transportadores de caudales de Alemania, que están en huelga, dejaron de llenar los cajeros, lo que creó problemas para los que trataban de efectuar extracciones. Y el conflicto laboral de final abierto con una compañía de seguridad local significa que la solución no está a la vista.


“Todo depende de cómo reaccione la compañía”, dijo Andreas Splanemann, portavoz del sindicato Ver.di que representa al personal de seguridad. “Hay ahora muchos cajeros automáticos que están vacíos”.
La huelga de Berlín es la última de una serie de medidas de fuerza que sacuden a un país más acostumbrado a burlarse de las luchas obreras que con tanta frecuencia afectan a la vecina Francia.
La huelga de los maquinistas ferroviarios que comenzó el martes está paralizando el transporte y causando congestionamientos en las rutas de toda Alemania. Esa acción sigue a la huelga de pilotos de Deutsche Lufthansa AG que canceló los vuelos de 220 mil personas.
“Es muy molesto, en especial si uno tiene prisa”, dijo Batgerel Militz, estudiante de Berlín, mientras trataba infructuosamente de retirar dinero de dos bancos. Finalmente, tuvo suerte con el tercero… justo a tiempo para tomar un tren que salía con atraso. “Probablemente por la huelga de trenes”, dijo con una sonrisa.
Dejando los chistes de lado, Alemania busca reducir la influencia de los sindicatos más chicos con un proyecto de ley que limitaría la representación gremial de las compañías a un sindicato por grupo de empleados.
La medida actualmente está siendo tratada en el Bundestag, la cámara baja del parlamento.
En el caso de la huelga de los trenes de pasajeros, que se prolongará hasta el 10 de mayo, la medida de fuerza fue dispuesta por el sindicato GDL, que representa a 19 mil maquinistas, ingenieros de playas de maniobra y conductores.
El GDL es mucho más pequeño que el EVG, que tiene unos 213 mil miembros pertenecientes a la red ferroviaria de Alemania. La huelga de Lufthansa dificultó los viajes porque fue convocada por los pilotos.
“Pueden hacer huelga con más facilidad si lo hacen teniendo en mente sólo sus propios objetivos”, explicó Stefan Heinz, académico especializado en política laboral de la Universidad Libre de Berlín. “Pueden obtener más para su agrupación”.
Si bien los alemanes aún hacen menos huelgas que los franceses, los que las realizaron recientemente en Alemania a menudo hacían tareas que tienen repercusiones más amplias en la sociedad.

Bloomberg

 


Ver comentarios