Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



NACIONALES


Niñez y reglas fiscales deben ser prioridad regional

Redacción La República [email protected] | Viernes 26 octubre, 2007



Atención de estas áreas permitiría promover crecimiento del PIB, concluyen expertos
Niñez y reglas fiscales deben ser prioridad regional

• Premio Nobel de Economía reprocha inconsistencia política latinoamericana

• Consenso de Copenhague propone priorizar del gasto público para mejorar desarrollo

Oscar Rodríguez
[email protected]  

El desarrollo temprano de la niñez es la deficiencia a la que América Latina debe inyectar más dinero en las próximas décadas.
La segunda necesidad son las reglas fiscales claras, pues a través de un ordenamiento en este sector se podrá incrementar la riqueza de los países y promover el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de cada nación.
Esta es la conclusión a la que llegó un panel de 30 reconocidos economistas internacionales que estuvieron reunidos en el país.
Para los expertos, si los gobiernos de la región dan una atención consistente a dicho problema, se logrará reducir la pobreza y la desigualdad.
La inversión en infraestructura y su correspondiente mantenimiento se ubicó en el tercer escalón de necesidad para el mejoramiento de las carreteras, los puertos, la sanidad y las telecomunicaciones.
“Si se logra el desarrollo en infraestructura las poblaciones pobres y alejadas tendrán acceso al mercado nacional y podrán beneficiarse”, enfatizó Bjorn Lomborg, director del Consenso de Copenhague.
La organización danesa, junto con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (INCAE) fueron los organizadores del foro denominada Consulta de San José 2007.
Los retos urgentes que se analizaron en el panel de expertos fueron pobreza y desigualdad, educación, democracia, infraestructura, crimen y violencia, administración pública, problemas fiscales, desempleo, salud y medio ambiente.
Los economistas dieron ayer una lista de 29 soluciones en donde los gobiernos latinos deberían invertir sus presupuestos para generar un mayor desarrollo en la región.
Entre otros jerarquizados están la atención universal médica básica, programas de nutrición para preescolar, reducción de impuestos para generar empleo, monitoreo de la sociedad civil de las políticas gubernamentales, mayor representación de las mujeres en puestos de decisión, aumento en el gravamen a los cigarrillos y el licor, entre otros.
Finn E. Kydland, premio Nobel de Economía 2004, criticó a Latinoamérica por la falta de consistencia en sus políticas de desarrollo estatales.
Mientras, el venezolano Ricardo Hausmann, catedrático de la Universidad de Harvard, sostiene que el foro “nos muestra la magnitud de nuestra ignorancia. El debate de las políticas en la región sería más efectivo si supiéramos lo que funciona y lo que no funciona. Este es un primer paso de un largo y fascinante proceso de aprendizaje social”.