Logo La República

Martes, 20 de noviembre de 2018



ÚLTIMA HORA


Mujeres logran menos de 3% de nuevos cargos ejecutivos más altos

Bloomberg | Martes 19 abril, 2016 12:00 am

Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República.


Las perspectivas para las mujeres en el puesto de máximo responsable ejecutivo se ensombrecieron el año pasado.

Aun con el más alto índice de rotación entre los directores ejecutivos en más de doce años, las mujeres captaron menos de 3% de las vacantes para esa función, la menor tasa desde 2011, según un estudio de PwC de 2500 compañías globales cotizadas publicado este martes. En Estados Unidos y Canadá, menos de 1% de los nuevos máximos responsables ejecutivos fueron mujeres, la peor tasa en los 16 años que lleva el estudio y la tercera declinación consecutiva.

“Son en verdad malas noticias para Estados Unidos y Canadá”, dijo DeAnne Aguirre, que asesora a ejecutivos sobre talento y cultura en la división de consultoría estratégica de PwC. “Las compañías deben hacer más de lo que están haciendo hoy para que las mujeres talentosas sean promovidas al más alto cargo ejecutivo”.

Las mujeres gestionan solo 4,4% de las compañías que integran el Standard &Poor’s 500 y ocupan cerca de 20% de los puestos en los consejos directivos, frente a 16% hace cinco años, según la empresa de reclutamiento de ejecutivos Spencer Stuart. Estados Unidos podría estar a 40 años de distancia de la paridad de género en los consejos, aunque el ritmo de reemplazos se duplique, según un informe de la Oficina de Control y Fiscalización del gobierno de Estados Unidos publicado en enero.

Historial pobre

Los resultados de 2015 pueden atribuirse solo en parte al hecho de que los sectores con un historial pobre en la promoción de mujeres –energía, producción industrial y materiales– dominaron la rotación en los puestos más altos, dijo Aguirre. En los últimos doce años, esos sectores han exhibido las menores probabilidades de contratar mujeres, agregó.

El estudio comprobó que 10 de 359 nuevos directores ejecutivos fueron mujeres el año pasado. Andrea Greenberg, que asumió el puesto en MSG Networks después que la compañía fue escindida de Madison Square Garden, fue el único ejemplo en Estados Unidos o Canadá, dijo PwC.

Una mejora del año pasado fue que por primera vez las mujeres no tuvieron más probabilidades que los hombres de ser obligadas a dejar el puesto ejecutivo más alto, dijo Aguirre. Asimismo, las máximas responsables ejecutivas tenían mayores chances de ser contratadas que los hombres si provenían de otra empresa, lo que sugiere que las compañías no están haciendo lo suficiente para nutrir a las candidatas internas, añadió.

La mayoría de las empresas tienen una política formal que hace de la diversidad una prioridad, incluyendo la promoción de las mujeres. Pero no está claro si se ha tenido tanto éxito en cambiar las actitudes y prácticas informales, agregó.

“Aunque se habla mucho del asunto, debemos hacer más”, dijo Aguirre. “Hay cierto estancamiento y las compañías deben idear una mejor forma”.