Enviar
Empresa interesada en desarrollar obra recibió luz verde
Millonario puerto de Moín sale avante
Será un muelle internacional de transbordo de mercancías
Desarrollo costará $700 millones y medirá un kilómetro de frente

De los tantos planes de inversión que se tienen para Limón hay uno que avanza a paso lento, pero firme.
Consiste en el proyecto que promueve la construcción de un puerto de transbordo de mercadería en Moín, el cual recibió la declaratoria de interés público por parte del Gobierno.
Ese pronunciamiento le da vía libre a la empresa Amega Ltda., promotora del proyecto, para realizar los estudios técnicos y financieros del desarrollo, así como un diseño básico. Todo esto en un plazo de 12 meses.
El puerto de transferencia es la primera obra que se aprueba en el país mediante el modelo de concesión por iniciativa privada.
A diferencia de la figura tradicional de concesiones, donde es el Estado el que fija las obras que se desarrollarán, este nuevo mecanismo le permite a la empresa privada sugerir obras de infraestructura que contribuyan con el país. Eso sí, quien define si el proyecto va o no es del Poder Ejecutivo.
El muelle de transbordo es innovador. Se trata de una plataforma de dimensiones tan grandes que es posible el atraque de los barcos de mayor tamaño que existen actualmente en el mercado.
Pero la mercadería que se atendería en esa estructura no vendría precisamente para abastecer la demanda nacional sino que sería distribuida en barcos de menor tamaño en los muelles vecinos del continente.
De ahí que esta obra no competirá ni con los muelles actuales ni con la nueva estructura que pretende dar en concesión el Poder Ejecutivo, afirmó José Aponte, asesor de la presidencia de Japdeva, empresa a cargo de los puertos de Limón.
A pesar de que será un muelle internacional que no atenderá mercadería que venga para el país, Aubrey de Young, CEO de Amega Ltda., defiende que los beneficios para Limón serán muchos.
Generaría una inversión estimada en $700 millones, abrirá 5 mil empleos en su fase constructiva y mil para la operación del muelle; además se pagará un canon al Estado, explicó el representante de la empresa promotora de la obra.
Por sus dimensiones el nuevo puerto es considerado una megaestructura. Contaría con un kilómetro de frente por 400 metros de fondo, en un terreno de 25 hectáreas. Además se construirá un canal de acceso de 4 kilómetros de largo y 19 metros de profundidad y un rompeolas de 2,5 kilómetros.
Con ese tamaño, ahí se podrían atender barcos de hasta 18 mil contenedores y se proyecta que tendría capacidad de manejar por año hasta 2 millones de contenedores de 20 pies.
Una vez que Amega Ltda. concluya los estudios, el Consejo Nacional de Concesiones sacará el proyecto a concurso internacional para escoger a la empresa que financiará, construirá y operará el puerto.
Amega podrá participar en el concurso y, en caso de no salir ganador, sería indemnizada por la firma que se adjudique la obra.
Amega Ltda. tiene como socios a las compañías Halcrow, Scott Wilson y Holsim Costa Rica.

Danny Canales
Ver comentarios