Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



INVERSIONISTA


Menores tasas y estabilidad hacen favorito el crédito en dólares en 2015

Fabio Parreaguirre [email protected] | Lunes 04 mayo, 2015



Costarricenses vuelven a preferir crédito en moneda extranjera

Menores tasas y estabilidad hacen favorito el crédito en dólares en 2015

En los próximos meses podría no ser más barato y equipararse a pedir en colones

La percepción de sentir mucha estabilidad en el tipo de cambio, casi siendo fijo, así como un diferencial de más de 7% entre los créditos en colones y dólares, hacen de la moneda extranjera la forma conveniente de endeudarse de los costarricenses.
Nuevamente los deudores vuelven a preferir los dólares ante los colones, ya que es más barato y la forma en como el Banco Central administra las fluctuaciones del valor del dólar les da seguridad a quienes no son generadores de la moneda extranjera.
Durante los primeros tres meses del año, el crédito en dólares crece a un 12,5% de forma anualizada, mientras que los préstamos en colones solo al 2,7%.
Los datos muestran que el comportamiento actual es el opuesto al de hace un año, muy parecido a lo que vivimos en años anteriores, pese a cambios en las reformas regulatorias, los test de estrés más restrictivos y la continua preocupación del Banco Central por una burbuja crediticia en dólares.
En 2014, por temor a la fuerte depreciación que vivíamos, muchos prefirieron endeudarse en colones, o incluso transformar sus deudas a moneda nacional.
Aun así, este año la demanda general del crédito ha mermado, con poca actividad crediticia, en parte por la desaceleración económica, el mercado solo crece a un 8%. Comparado con el 18% y el 12% en 2014 y 2013 respectivamente.
Las expectativas de la banca es llegar al 10% para el segundo semestre, mientras que el Banco Central espera cerrar el año con un crecimiento de 12,8%, según el Programa Macroeconómico.
Esta menor demanda por crédito en colones está incidiendo sobre las tasas de interés, debido a que los bancos comerciales no pueden colocar suficientes créditos en colones y ven reducidas sus necesidades de captación en moneda local.
De hecho, la Tasa Básica Pasiva comenzó a presentar cierta tendencia a la baja, motivada en parte también por la decisión del Banco Central de reducir su Tasa de Política Monetaria en tres ocasiones en lo que va del año y la reducción del ritmo de inflación.
Por su parte, los depósitos a plazo en los bancos comienzan a dibujar un panorama distinto.
Durante este primer trimestre los depósitos en colones crecieron a una tasa anualizada del 15,6%, mientras que en dólares muestran un decrecimiento, de acuerdo con una publicación de Pulso Bursátil de Grupo Financiero Aldesa.
Tal comportamiento también está explicado por la menor expectativa de devaluación, debido a que ello hace más atractivas las inversiones en colones, ya que a pesar de la reducción en la tasa básica, el premio por invertir en esta moneda se mantiene positivo y en niveles cercanos a los de 2013 (de esto hablaremos en las próximas semanas).
Incluso, mientras no exista un cambio en las tasas de interés de Estados Unidos, el mercado nacional estaría siendo atractivo para capitales golondrina, algo que tendría que poner en acción la ley que repudia estos dineros, la cual nació en 2014 y nunca se ha utilizado.

Fabio Parreaguirre
[email protected]
@fabiopLR