Enviar
Rechazo de Estados Unidos a fruta de Honduras podría influir en mercado local

Meloneros confían en mejoría de precios

• También podría darse una contracción de la demanda si los consumidores reaccionan con temor
• Cierre del mercado norteamericano a Honduras no afectaría recepción de la fruta nacional

Israel Aragón
[email protected]

La decisión de Estados Unidos de cerrar sus puertas al melón procedente de Honduras, por considerar que podría estar contaminado de salmonela, no afectará las exportaciones locales de la fruta a ese país; sin embargo, podría impactar en el precio al que la industria local la coloca.
Actualmente Guatemala, Honduras y Costa Rica son los tres exportadores más importantes de melón a Estados Unidos en la región centroamericana. La eliminación del proveedor de casi una tercera parte de esas exportaciones haría caer la oferta de la fruta y en consecuencia provocaría una mejor cotización de ella, consideró Marco Tristán, gerente de Agroexport, empresa exportadora de melones.
Sin embargo, para ello habrá que esperar a que Estados Unidos reciba los resultados de los estudios de laboratorio.
El país norteamericano retiró la fruta hondureña del mercado a través de una orden emitida por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA), en la que pide a los consumidores estadounidenses tirar a la basura los melones hondureños y retirarlos inmediatamente de todos los supermercados.
El país detuvo todos los embarques de la fruta de la firma Agropecuaria Montelibano. Según la FDA, la fruta de esa firma aparece vinculada con un brote de salmonela en Estados Unidos y Canadá.
“La orden instruye a las oficinas locales de la FDA para que se detengan todos los embarques de melones de esta compañía a Estados Unidos”, agrega el comunicado de la agencia, a la vez que pide a las distribuidoras “que retiren de su reserva cualquier melón de esta compañía”.
Honduras ha calificado la medida de precipitada al no haber aún estudios que demuestren la contaminación, por lo que una delegación de ese país se reunió ayer en Washington con funcionarios de FDA y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos para conocer las razones y argumentos de la alerta.
La salmonela es una bacteria que se transmite por contacto durante la manipulación de alimentos y provoca fiebre prolongada o recurrente y a veces lesiones locales óseas, articulares o pulmonares.
Debido a que el tratamiento del problema es bilateral, la situación no afecta las exportaciones procedentes de Costa Rica, salvo el posible comportamiento de los precios antes expuesto.
La situación no se podrá aprovechar para aumentar el volumen de las exportaciones debido a que lo que se siembre hoy no se cosecharía hasta mayo, y las exportaciones actuales se planificaron desde diciembre.
Existe la posibilidad de que el consumidor decida no comprar más melón centroamericano o no consumirlo del todo. “Psicológicamente podría tener un efecto negativo en el consumidor, que ve todo como la misma zona. Esto afectaría drásticamente las ventas y se vería reflejado en muy poco tiempo, en cuestión de días”, afirmó Tristán.
Actualmente entre el 65% y el 70% de las exportaciones de nacionales de melón se dirige a Estados Unidos. En el país existen cerca de 20 empresas exportadoras de la fruta.
Ver comentarios