Enviar
“Megabancos deben involucrarse más en el crédito a mipymes”

Para Sergio Avilés, experto en microfinanzas, los bancos internacionales han comenzado a mostrar más interés por el nicho de mipymes

Agustina Cobas
[email protected]  

Atrás quedaron los tiempos en que se creía que las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) eran sujetos de crédito riesgosos, a quienes solo se les prestaban recursos si eran capaces de presentar garantías reales, algo casi imposible de ofrecer por una empresa de estas características.
Mayores instituciones dedicadas al otorgamiento de crédito a mipymes y un creciente interés en este nicho de mercado por parte de los grandes bancos internacionales comienzan a cambiar el panorama para el desarrollo de las mipymes.
Así lo describe Sergio Avilés, coordinador de la Unidad de MIPYME/Microfinanzas del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), quien moderó un panel de discusión sobre el tema en la conferencia “La Cooperación Italiana en Centroamérica y países andinos”, llevada a cabo la semana pasada en Ciudad de Guatemala.
De estos y otros temas, el experto conversó con Inversionista.

¿Qué avances se han hecho en materia de microfinanzas y apoyo a la micro, pequeña y mediana empresa (mipymes)?
El BCIE ingresó en este sector en forma intensiva en 2001, y lo que ha venido haciendo es ayudando a las microfinancieras para que ellas puedan seguir ampliando el otorgamiento de crédito a las mipymes de la región.
El banco lo hace por varias vías, una es a través del otorgamiento de préstamos para que las financieras hagan llegar esos recursos a los usuarios finales, y por otro lado, a través del apoyo en forma de asistencia técnica, cuando ya es evidente que las microfinancieras son un aliado estratégico para llegar a potenciar el desarrollo de las mipymes.
Lo que hacemos con la asistencia técnica es fortalecer su parte administrativa, operativa y financiera, de modo que les permita seguir atendiendo y ampliando el otorgamiento de recursos a personas que no tienen acceso a la banca tradicional.
Además, estamos por empezar con un programa de deuda subordinada con las microfinancieras, para que ellas puedan capitalizarse y hacerse más grandes y optar incluso por otras fuentes de recursos para seguir promoviendo el crédito para pymes.

¿Han disminuido los obstáculos que las mipymes encuentran al solicitar financiamiento para sus proyectos?
En cierta forma sí, aunque las empresas siempre tienen obstáculos, como el hecho de no contar con las garantías. Sin embargo, se ha ido avanzando mucho en el tema del financiamiento a mipymes en Centroamérica y en el mundo, y los bancos de desarrollo o agencias que quieren apoyar a este sector han comenzado a cambiar la modalidad en la que lo estaban haciendo. Gran parte de estas instituciones se han dado cuenta que la garantía real que puedan o no brindar no es lo más importante, sino que ya están comenzando a considerar como garantías los flujos de caja, las garantías morales o solidarias.

¿Qué se podría hacer para que los bancos comerciales se enfoquen en este nicho?
Existen dos conceptos para que esto se pueda hacer más grande. Por un lado, las microfinancieras tienen que regularse, y por otro lado, se necesita que los bancos profundicen en los nichos de mercado. Se les está apoyando para que puedan constituir sus unidades especializadas, para que aumenten su interés en este segmento, y se den cuenta que es un mito que son más riesgosos. De hecho, han sido bastante exitosos, y son muy buenos pagadores.

¿Cuáles son los principales retos para lograr un mayor desarrollo de este sector financiero en Centroamérica?
Crear un marco regulatorio propicio para que se motiven las instituciones de microfinanzas a seguir existiendo; en este proceso de regulación se tienen que exigir también ciertos requerimientos con el sector, de esa forma no se agotaría ese incentivo. Además, se tiene que seguir buscando que los bancos atiendan a este sector, que no se vea como un sector riesgoso, y que los organismos de desarrollo participen con mayor intensidad.

En la región hay ahora grandes bancos que tienen costos de fondeo más baratos que los locales. ¿Cómo lograr que se involucren más en el otorgamiento de crédito a mipymes?
Los bancos tradicionales van reaccionando dependiendo de las oportunidades que van surgiendo en el mercado, lo que se ha ido comprendiendo es que no es un sector riesgoso, simplemente hay que buscarles una forma de que accedan al crédito, bajo otros parámetros.
Sí hemos visto que hay más interés por parte de los bancos globales que vienen a Centroamérica, ven que el nicho es diferente y se están enfocando en atender estos nuevos nichos para ellos. Eso es una de las cosas que se están buscando, lograr que los grandes bancos participen en este sector. Un ejemplo es el banco español BBVA, que ya creó un fondo de microfinanzas.
Ver comentarios