Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



FORO DE LECTORES


Más impuestos versus menos gastos

| Martes 23 septiembre, 2014


Un nuevo paquete de impuestos solo va a lanzar más plata al erario y va a postergar entrarles a los verdaderos disparadores del gasto


Más impuestos versus menos gastos

Escuchando a un analista tico radicado en Estados Unidos ante la pregunta de la periodista de CNN-Español sobre la caída en la calificación dada recientemente por Moody’s a Costa Rica en el grado de inversión y su relación con el problema sin resolver del déficit fiscal, me llamó poderosamente la respuesta dada y que deseo compartir y desmenuzar con los lectores.
De una forma tácita el analista sostuvo que la historia reciente demuestra que el aprobar nuevos paquetes fiscales (más impuestos) no necesariamente había impactado en reducir el gasto y que más bien conociendo la idiosincrasia del tico, esos nuevos ingresos se utilizaban para generar más gasto.
Es importante destacar que los ingresos públicos son limitados y los gastos si no se saben controlar son de crecimiento exponencial y no deja de tener razón el analista al señalar que si no se atacan los disparadores del gasto, no va a existir reforma fiscal que le asegure sostenibilidad en el tiempo al problema fiscal y si se sigue viendo como una solución puntual al cabo de seis años estaríamos en una situación similar o peor a la actual.
A mi modo de pensar, don Luis Guillermo Solís hace bien al querer entrarle prioritariamente a la evasión fiscal, pero simultáneamente emite señales contradictorias a esa dirección que confunden a los analistas locales e internacionales.
Cómo se justifica un aumento salarial al sector público del 4,14% que en términos reales y tras los beneficios laborales se trasformó hasta en un 10%, impactando de inmediato las secas arcas del Ministerio de Hacienda.
Señales como el incremento en el presupuesto a las universidades públicas, a las pensiones de régimen no contributivo, y las anunciadas inyecciones de recursos a instituciones como el MAG y el CNP, son parte de esas decisiones que no hacen clic.
Aunado a lo anterior se manda a la asamblea legislativa un presupuesto para 2015 que crece con respecto al del año anterior en un 19% y en donde no se observa por ningún lado la anunciada intensión en campaña de ser austeros en el gasto público.
Más bien se han empezado a justificar partidas, arremeten contra don Ottón Solís, presidente de la comisión de hacendarios y fiel defensor de la austeridad con los recursos del erario, y que a todas luces el actual gobierno no tiene intención de variar con respecto a las criticadas y mal vistas prácticas de los gobiernos anteriores.
Razón tiene el analista al señalar que un nuevo paquete de impuestos solo va a lanzar más plata al erario y va a postergar entrarles a los verdaderos disparadores del gasto público y, por más cierto que sea, es inaceptable que el gobierno le siga echando la culpa del déficit a los gobiernos anteriores y que no lance señales claras a los empresarios, inversionistas y a la ciudadanía general, de que tiene en sus manos una solución real.

Mynor Retana Cárdenas

Ingeniero
[email protected]