Mandan a Piza al Movimiento Libertario
Rafael Ortiz, Humberto Vargas y Rodolfo Piza (en orden usual), son los tres precandidatos del PUSC. La campaña ya empezó a calentar en las tiendas rojiazules. Gerson Vargas/La República
Enviar

201606152117210.rec-8.gif
En medio de críticas, la Unidad Social Cristiana (PUSC) empieza a dividirse por la campaña política.
A año y medio de las elecciones nacionales, los rojiazules tienen a Rodolfo Piza, secretario del PUSC y a los diputados Rafael Ortiz y Humberto Vargas en el ring electoral.
Los legisladores no ocultan su inquietud porque Piza tiene una posición privilegiada como secretario general de cara a la contienda y le piden que renuncie al cargo.
Asimismo, existen fuertes cuestionamientos por parte de Vargas contra Piza, al que considera un “neoliberal digno de representar al Movimiento Libertario”.
Sin embargo, la gota que derramó el vaso entre los precandidatos, son las supuestas intenciones del secretario general, para modificar el sistema de escogencia de los diputados para 2018, sustituyendo la Asamblea Provincial por una decisión unilateral por parte del candidato.
Esto, a juicio de los quejosos, le serviría a Piza para ser “el dueño del partido”, sin necesidad de contar con el respaldo popular.
“Creo que don Rodolfo se ha equivocado de partido. Él es un neoliberal de ultraderecha que calza bien en el Movimiento Libertario, pero no en la Unidad. Pienso que él debería volver al Libertario de donde salió”, dijo Vargas.
Mientras tanto, Ortiz es del criterio que el PUSC debe ser liderado en 2018 por un hombre de “ideología socialcristiana, mariachi de corazón”.
Aunque el diputado no quiso entrar a cuestionar a su adversario, sí aseveró que el partido debería evitar alejarse de su ideología y objetivo principal, que es gobernar para los más pobres.
Quien no se guardó ninguna crítica contra el secretario general fue Jorge Rodríguez, diputado del PUSC, cuando aseveró en el plenario en días pasados, que Ortiz será el próximo presidente de Costa Rica.
“Me tiene muy preocupado que el señor Piza esté tratando de conquistar el PUSC a la fuerza. En 2010, él era parte del Movimiento Libertario y ahora, viene a nuestro partido, a aprovecharse de nuestra plataforma, para según él, venir a gobernar por los más pobres y eso es mentira, ya que él no es socialcristiano, él es un liberal de corazón”, agregó Rodríguez.
La elección del candidato socialcristiano se haría a mediados de 2017, por medio de una elección abierta.
En estos momentos, el PUSC es la segunda fuerza política del país, ya que el 9% de los costarricenses asevera ser socialcristiano, de acuerdo con la última encuesta de CID Gallup para LA REPÚBLICA de mayo de 2016.
En las elecciones de alcalde, el PUSC ganó 15 alcaldías y con ello se convirtió en el partido que más creció detrás de Liberación Nacional, por lo que algunos analistas ven el resurgimiento del bipartidismo.
Sobre este tema se trató de conocer la opinión de Piza; no obstante, no fue posible obtenerla porque se encuentra fuera del país y al cierre de edición, no devolvió las preguntas enviadas por medios electrónicos.
Sin embargo, anteriormente el secretario del PUSC había dicho a la prensa, “que se había preparado toda la vida para gobernar de la mano de la Unidad”, aunque negó profundizar en el tema aduciendo que todavía es muy temprano para iniciar la campaña política.

 

Ver comentarios