Enviar
Lula ofrece a Piñera financiación para reconstrucción
Tanto el Gobierno como empresas de Brasil están dispuestas a dar apoyo “incondicional” para que Chile se levante

Brasilia /EF

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, puso el viernes “a disposición” de su homólogo chileno, Sebastián Piñera, una posible financiación para la reconstrucción de las áreas afectadas por el terremoto que sacudió a ese país en febrero pasado.
“El compromiso de Brasil para ayudar a que Chile se levante es concreto e incondicional”, declaró Lula junto a Piñera, a quien recibió el viernes en Brasilia.
El presidente brasileño ratificó que las empresas de su país y el propio Gobierno están dispuestos a colaborar “en todo lo necesario” para recuperar las infraestructuras arrasadas por el sismo e incluso dijo que la financiación del poderoso Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) “está a disposición”.
Piñera, por su parte, abrió las puertas de Chile para todas las empresas brasileñas dispuestas a participar en la reconstrucción de “miles de viviendas, carreteras, escuelas, puentes y aeropuertos” y expresó su solidaridad a Brasil por la tragedia que han causado las lluvias que esta semana cayeron sobre Río de Janeiro.
“Esos dos hechos (el terremoto en Chile y los temporales que causaron casi 200 muertos en Río de Janeiro)” hacen que los países “se hermanen más”, declaró el Presidente chileno, quien apuntó que “en la adversidad” se demostrará “la unión” entre ambas naciones.
Los dos presidentes destacaron que, durante la reunión de trabajo que sostuvieron el viernes, uno de los puntos fundamentales fue la decisión de avanzar hacia un acuerdo que incentive las inversiones mutuas.
Lula reiteró su interés en que la inversión brasileña en Chile, que cifró en $2 mil millones, se equipare a la de Chile en Brasil, que se sitúa en $8 mil millones.
“Ahora tenemos la oportunidad de hacer más en beneficio de la recuperación” de Chile, añadió, ante lo que Piñera reiteró su “invitación” a que Brasil “se ponga al día” con las inversiones en su país.
También se comprometieron a buscar fórmulas para potenciar el comercio bilateral, que pasó de$3 mil millones en 2003 a $10 mil millones el año pasado, “pero que aún es escaso” en proporción al tamaño de sus economías, sostuvo Lula.
En ese marco, Lula también le propuso a Piñera que estudie la posibilidad de adoptar entre Brasil y Chile el mecanismo de pagos para el comercio bilateral en monedas locales, en sustitución del dólar, como lo hace su país con Argentina desde hace dos años.
Ambos presidentes reiteraron su compromiso con la integración regional y subrayaron el interés mutuo, que dijeron compartir con el presidente boliviano, Evo Morales, de concluir en un breve plazo el “corredor interoceánico”, carretera que partirá del puerto brasileño de Santos y llegará al chileno de Iquique a través de Bolivia.
Durante el encuentro de Lula y Piñera, ambos países firmaron un acuerdo de cooperación en deporte, que según el líder brasileño “llega en un momento especialmente oportuno”, por la celebración del Mundial de fútbol de 2014 en Brasil y de los Juegos Olímpicos de 2016 en Río de Janeiro.
Ese acuerdo le dio pie a Piñera para bromear y decir que espera ver a Lula en Sudáfrica en la final del Mundial de fútbol de este año, en la que vaticinó que pudieran enfrentarse Brasil y Chile.
También dijo que Lula se ha comprometido a hacer este mismo año una visita de Estado a Chile y que, en esa oportunidad, aseguró que, como hizo Morales en marzo pasado, jugará un partido de fútbol con él.
Antes de la reunión presidencial, Piñera se entrevistó con Dilma Rousseff, candidata presidencial del Partido de los Trabajadores (PT), que lidera Lula, para las elecciones de octubre próximo.
Asimismo, la pasada noche en Sao Paulo se reunió con el opositor socialdemócrata José Serra, quien mañana será proclamado candidato a la Presidencia por el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), aunque declinó comentar ambos encuentros.
Ver comentarios