Logo La República

Lunes, 10 de diciembre de 2018



NACIONALES


Lucha libre sobre “in vitro”

Natalia Chaves [email protected] | Jueves 17 julio, 2014



Mujeres deben tener este derecho humano: Frente y PAC

Lucha libre sobre “in vitro”

Evangélicos se oponen



Para que se apruebe el acceso a la fertilización in vitro, algunas posiciones tendrían que ceder.
En este momento, liberacionistas, libertarios y socialcristianos apoyarían un plan para permitir el procedimiento, con algunas limitaciones.
Mientras tanto, los diputados de Acción Ciudadana y Frente Amplio insisten en una ley que permita a las mujeres infértiles, aprovechar el tratamiento sin restricciones.
Sin embargo, algunos evangélicos se oponen totalmente al in vitro, por considerarlo una forma de aborto.
El nuevo proyecto, que contempla el in vitro con varias limitaciones, fue aprobado ayer por la Comisión de Asuntos Sociales de la Asamblea, con el apoyo del Frente, Unidad Social Cristiana, Liberación Nacional y PAC.
Sin embargo, no queda claro cómo se definirían algunas condiciones.
El proyecto no permitiría la destrucción de los embriones “viables”, pero no se especifica este criterio.
Este punto es una de las principales objeciones de Mario Redondo de Alianza Cristiana, quien considera el nuevo texto como una cachetada a los grupos pro-vida.
Por su parte, Fabricio Alvarado de Restauración Nacional, se opone a cualquier iniciativa, por considerar esta técnica como abortiva.
La Comisión tendrá que discutir las mociones que presenten los diputados que la integran, y posteriormente el texto pasaría al Plenario para su votación.
Este texto sustituye el aprobado la semana pasada por la misma Comisión que contenía más restricciones, y que contó con el apoyo de Redondo, así como de Liberación Nacional y el Movimiento Libertario.
Sin el acceso al in vitro, las parejas costarricenses infértiles tendrían que seguir buscando el tratamiento en otros países, sobre todo Panamá, por ser cercano y competitivo.
Además se perdería la posibilidad de desarrollar los servicios médicos avanzados, que proporcionan este tratamiento.
Unas 1.300 mujeres necesitarían el procedimiento.
El costo por tratamiento sería de unos $9 mil, tomando en cuenta que a menudo es necesario repetir el proceso, por no resultar exitoso en el primer intento.
Esto representa un costo anual que rondaría los $12 millones.
Aproximadamente la mitad de las parejas que necesiten el tratamiento acudirá a la Caja.
La otra mitad de las parejas iría a las clínicas privadas, generando un nuevo mercado de $6 millones.
Los médicos locales podrían ofrecer un servicio de punta y atraer pacientes internacionales.
Varios centros ya están preparados para hacer el tratamiento, incluidos el Hospital Cima, la Clínica Bíblica, y el Instituto Costarricense de Infertilidad, el Centro Fecundar, y el Centro de Especialidades Ginecológicas y Obstétricas.
Además, ya hay 14 especialistas acreditados para implementar esta técnica, indicó el Dr. Marino Ramírez, presidente del Colegio de Médicos.
La Asamblea debe legalizar el procedimiento in vitro, tras un fallo de hace dos años de la Corte Interamericana de Justicia, que ordenó a Costa Rica aprobarlo, como parte del derecho de la mujer a tener un hijo.
Sin embargo, el tribunal no determinó las condiciones específicas para aplicar el tratamiento.
Costa Rica es el único país de América, que actualmente prohíbe todo tipo de fertilización in vitro.

Natalia Chaves
[email protected]
@La_Republica