Enviar
Lunes 8 Marzo, 2010


Los multifondos y los portafolios de inversiones de pensiones complementarias


Si bien los resultados de los fondos de pensiones de los regímenes complementarios no pueden evaluarse a la luz de una crisis, por cuanto su resultado se debe medir en el largo plazo, no se puede negar que a la población le interesan los resultados en todos los periodos, corto, mediano y largo plazo.
Por esta razón se hace necesario dar un paso más en el desarrollo de la industria de pensiones y seguir aún más de cerca aquellos países pioneros, incursionando en el tema de los multifondos o inversión por ciclo de vida.
No es de extrañar entonces que el tema se encuentre dentro de la agenda para 2010 del ente regulador, siendo lo anterior una noticia que merece recibirse con beneplácito por parte de la industria y el sector financiero en general.


La figura de multifondos consiste en diferenciar según los instrumentos financieros del portafolio, de acuerdo con el nivel de riesgo permitido para cada una de las carteras, logrando mitigar la volatilidad intrínseca de los mismos activos financieros en cada uno de los conjuntos administrados.
Donde se ha implementado esta diferenciación se ha llevado a cabo a partir del porcentaje invertido en renta variable y renta fija, por lo que las diferentes combinaciones de retorno y riesgo permiten obtener mayores alternativas de rentabilidad cuando se inicia el periodo de acumulación de sus recursos.
Con este tipo de estructura, el afiliado puede elegir de forma indirecta el nivel de riesgo de su ahorro acumulado. Como interesado directo considera tres factores importantes: edad, tolerancia a cambios en la rentabilidad e importancia que la pensión complementaria tendrá durante su retiro.
Sin embargo, a diez años de la promulgación de la Ley de Protección al Trabajador, es difícil pensar que en nuestro país existan afiliados cuya pensión complementaria sea una suma considerable dentro de su tasa de reemplazo.
Bajo el esquema de distribución de multifondos, destaca la oferta de renta variable local, la cual es casi inexistente en nuestro país y pese a que la regulación permite en porcentajes muy pequeños, solo hemos podido observar algunas tímidas colocaciones en acciones preferentes.
Para el mercado internacional la inversión de los recursos de los afiliados no está autorizada si no es a través de fondos de inversión indexados.
La implementación de los multifondos tiene muchos aspectos por analizar, pero no son diferentes a los que ha enfrentado la región, lo que sugiere que debemos dar el paso siguiente en la evolución del sistema e invitar a los afiliados a participar en las decisiones de inversión de sus recursos para su crecimiento individual y de la industria.