Enviar
Nuevo descarrilamiento causado por tubería dañada obligará a examinar vía férrea
Línea ferroviaria será revisada
Personas afectadas podrían poner una denuncia por fallas en calidad o continuidad del servicio

Daniel Chacón
[email protected]

El agua que se rebalsó de una alcantarilla lavó la base de la línea férrea a la altura de Cinco Esquinas de Tibás y produjo el descarrilamiento del tren este viernes a eso de las 10.15 a.m.
Este segundo incidente generó diversos comentarios sobre la confiabilidad del servicio, que a principios de semana tuvo otro descarrilamiento menor, el cual fue atribuido a vandalismo local.
En esta ocasión, se arreglará el desagüe para evitar que un nuevo desbordamiento falsee el terreno. Además se reemplazarán los durmientes y se dará mantenimiento a la vía férrea en sí.
Esta labor se llevará a cabo el fin de semana. Además, se anuncia una revisión total de la vía para anticiparse a eventuales situaciones que pudieran perjudicar el tránsito del tren, indicó en ese sentido Miguel Carabaguíaz, presidente ejecutivo del Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer).
“El tema de la alcantarilla lo veremos con la Municipalidad de Tibás; pero el fin de semana también vamos a mejorar algunas cosas. Después de varios días de paso la vía se acomoda, entonces pondremos piedra en algunas partes y en otras se analizarán los cambios que ha sufrido la línea por el paso del tren para dar mantenimiento”, puntualizó el funcionario.
En tanto, el tema de la calidad y continuidad del servicio es analizado con detenimiento por la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), organismo que debe velar por el cumplimiento de ambos.
De momento, no se aplicaría ninguna sanción para el Incofer, porque los dos descarrilamientos se han debido a factores exógenos. En el momento en que se compruebe que se dé una falla por falta de atención del operador, sí cabría una investigación, indicó la entidad a través de la oficina de prensa.





Ver comentarios