Enviar

Legalización de marihuana genera interés y pasividad 

201308010023200.i2.jpg
Los uruguayos consumidores de marihuana y partidarios de legalizarla vivieron ayer con expectación el histórico debate para despenalizar la droga, en contraste con la pasividad del resto de la población pese a que el 63% de los ciudadanos está en contra de la iniciativa, según las encuestas.
La Cámara de Diputados de Uruguay, la primera escala del proyecto de ley impulsado hace un año por el presidente del país, José Mujica, fue durante toda la jornada un ir y venir constante de parlamentarios y periodistas.
Los primeros, ultimando sus discursos para intervenir en el debate, y los segundos, intentando obtener cualquier nueva información sobre una votación que se prevé larga e intensa.
El controvertido proyecto al cierre de esta edición contaba con el camino allanado para su aprobación, al contar con el voto del diputado Darío Pérez, del bloque oficialista Frente Amplio, que amenazaba con impedir que el partido gubernamental impusiera su mayoría de 50 sobre 99 votos en la Cámara baja para aprobar la legislación de la marihuana.
El camino para la aprobación se despejó cuando Pérez, quien se había mantenido en silencio en los últimos días, expresó en un largo y esperado discurso en la Cámara de Diputados, por momentos muy emotivo, que “acompañará la suerte de sus compañeros, para bien o para mal” en esta iniciativa por lealtad a su bancada.
El plan oficialista legaliza la compraventa y el cultivo de marihuana, y establece la creación de un ente estatal regulador que se encargaría de emitir licencias y controlar la producción y la distribución de la droga.
Así, los consumidores previamente registrados podrán comprar marihuana en farmacias habilitadas, hasta un máximo de 40 gramos por mes, o cultivar en casa hasta seis plantas que produzcan no más de 480 gramos por cosecha.
Desde temprano en el Palacio Legislativo todas las miradas estuvieron puestas en un voto con nombre y apellido: Darío Pérez, diputado del gubernamental Frente Amplio (FA).
Su sufragio se presentaba como decisivo para que la norma quedara avalada, ya que el FA tiene mayoría suficiente de 50 votos sobre 99 en la Cámara de Diputados, y todo el partido gubernamental en pleno, con la excepción de Pérez, había anunciado que votaría a favor de la nueva ley.
Desde horas antes la tribuna del Parlamento había sido ocupada por una treintena de personas expectantes antes las intervenciones de los parlamentarios.
Entre el público había algunos ciudadanos con camisetas de color verde o con el dibujo de la planta de la marihuana para mostrar su apoyo a la iniciativa parlamentaria.
Sin embargo, en el exterior del Palacio Legislativo, reinaba una absoluta calma y todo era casi como un día cualquiera, salvo por la presencia de Marisol Rodríguez, una mujer de 40 años, que mostraba su “total apoyo” a la legalización de la marihuana con una pancarta.
El cartel, una tela negra y con letras rojas colocado en el suelo, rezaba “Marihuana Libre”.


Montevideo/ EFE

Ver comentarios