Enviar
Presidentes regionales buscan temas de encuentro para la Cumbre de las Américas
Latinoamérica consensúa posturas

Líderes de países miembros del ALBA se reúnen hoy en Venezuela

Bogotá
EFE

Los países latinoamericanos se preparaban ayer para la Cumbre de las Américas con reuniones en busca de posturas comunes y con declaraciones en favor de que el tema de Cuba salga a relucir pese a no estar en la agenda, lo mismo que pretenden las FARC con el conflicto colombiano.
“Invitamos a esta V Cumbre a contribuir en la búsqueda de caminos civilizados de superación del conflicto colombiano y, en lo inmediato, a la concreción de un acuerdo humanitario que posibilite un intercambio de prisioneros de guerra y trabaje por proteger a la población civil de los efectos de la confrontación militar”, señaló un comunicado de la guerrilla publicado ayer en Internet.
Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se declaran “esperanzadas” de que “los nuevos vientos que pregonan la solución diplomática de diversos conflictos alcancen esta parte del mundo” y apuestan a “una multipolaridad genuinamente solidaria y pulcra en el respeto de la soberanía de las naciones”.
En su comunicado, la guerrilla en activo más antigua de América también rompe una lanza por Cuba, único país del continente que no participará en la cita que tendrá lugar del 17 al 19 de abril en Trinidad y Tobago por estar fuera del sistema interamericano, pero al que otras naciones de la región quieren “colar” en la reunión.
“Hacemos votos porque se produzcan avances significativos que terminen definitivamente con el infame bloqueo a la República de Cuba, por logros en los términos del intercambio privilegiando a los más débiles”, dicen los rebeldes.
Cuba estará presente en el cónclave que el presidente estadounidense, Barack Obama, sostendrá con los gobernantes de los países de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en el marco de la cumbre de Trinidad y Tobago.
Marco Aurelio García, asesor de Relaciones Internacionales de la Presidencia brasileña, señaló ayer que esa cita tendrá lugar posiblemente el sábado y que el mandatario Luiz Inácio Lula da Silva tratará de plantearle a Obama el deseo de los suramericanos de que Cuba se reincorpore a los mecanismos continentales de integración.
“Evidentemente no se trata de crearle un malestar a Estados Unidos, pero tampoco se puede dejar pasar el hecho de que la ausencia de Cuba en una reunión de esas es una anomalía que tiene que ser corregida”, aseguró.
Lula trató ayer el asunto con su homólogo colombiano, Álvaro Uribe, quien hizo una visita a Brasil para participar en un foro sobre economía y, según García, se mostró de acuerdo con la posición de su anfitrión.
Según el asesor presidencial, existe prácticamente un consenso en toda América Latina de que Cuba tiene que ser reintegrada a los foros de la región y que su aislamiento es “algo del pasado”.
El asunto será tratado hoy en una reunión en Venezuela de los gobernantes de los seis países de la ALBA más Paraguay y Ecuador, que servirá para definir posturas comunes de cara a la cita de Puerto España.
“La artillería nuestra se está preparando”, dijo Chávez en los últimos días, al adelantar que estos países y quizá otros aprovechen la presencia de Obama para protestar por la exclusión de Cuba de ese tipo de encuentros y por el bloqueo comercial que padece la isla.
Precisamente, el canciller chileno, Mariano Fernández, transmitió ayer a la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, el rechazo al bloqueo que ese país impuso a Cuba en 1962, durante un encuentro en Washington.
Obama acaba de dar una señal de acercamiento a Cuba, al retirar las trabas legales que impedían a los cubano-estadounidenses viajar a la isla o enviar dinero a sus familiares en ese país.
El presidente cubano, Raúl Castro, participará en la reunión de Cumaná (Venezuela) junto a Chávez y los mandatarios de Bolivia, Evo Morales; Honduras, Manuel Zelaya, y Nicaragua, Daniel Ortega, así como el primer ministro de Dominica, Roosevelt Skerrit.
A los representantes de los seis países de la ALBA (Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América) se unirán los mandatarios de Ecuador, Rafael Correa, y Paraguay, Fernando Lugo.
Fander Falconí, canciller ecuatoriano, manifestó ayer el descontento de Ecuador con la declaración de la Cumbre de las Américas, a la que, según informaciones no confirmadas oficialmente, aun no se ha logrado poner el punto final.


Ver comentarios