Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



FORO DE LECTORES


La plataforma exportadora del país debe estar basada en sus pymes

| Martes 19 abril, 2016


La plataforma exportadora del país debe estar basada en sus pymes

Costa Rica ha basado su comercio exterior en la atracción de empresas multinacionales en regímenes de zonas francas y otros, a través de una estrategia de Tratados de Libre Comercio que les den ventajas a estas para producir y exportar desde nuestro país.  Y esto está bien, producen empleo directo e indirecto y algunos impuestos, esta estrategia debió funcionar como plataforma para incrementar nuestro conocimiento y desarrollar paralelamente una base sólida de empresas nacionales en su mayoría pymes que lleguen a ser el soporte de nuestro comercio exterior en el futuro.
Pero la realidad es otra, según algunas cifras oficiales de las empresas exportadoras de Costa Rica el 80% son pymes, sin embargo, este 80% solo envía cerca del 20% de nuestra exportación en valores monetarios.
Este se contrapone con el esfuerzo que otros países están haciendo para insertar sus pymes al comercio internacional, en México y Colombia las pymes representan más del 90% de las empresas y su contribución monetaria supera el 30%.
Nuestras exportaciones de zona franca representaban un porcentaje importante de nuestro comercio exterior y como indiqué anteriormente esto no es malo, lo malo es que estas empresas pueden dejar el país por decisiones fuera de nuestro control como el caso Intel.
La clave para que un país avance en su comercio exterior es, que más y más empresas y personas se adhieran a este esfuerzo, dando como resultado que se tenga una base sólida y menos riesgosa, convirtiendo a sus pymes en el motor exportador de su economía.
Se debe apoyar a las empresas a tener mejores vías de acceso logístico de sus productos, apoyos en trámites de inversión, apoyos en trámites bancarios, entre otros.
Estos puntos los expongo de manera general, ya que el punto que quiero dar a conocer es el caso del mercado mexicano. Los números oficiales en este tratado muestran una tendencia a la baja en nuestras exportaciones desde 2012, además las exportaciones mayoritariamente son hechas por empresas de grandes, y esto tiene una explicación bastante sencilla, las pymes no tienen los medios para exportar a México.
El análisis comienza en la parte logística, cuando una empresa necesita enviar su producto a México y no tiene el volumen para llenar un contenedor completo, la oferta de carga consolidada es mínima, y se debe pagar sumas muy altas, además que los tiempos de tránsito para llevar el producto a suelo mexicano son muy largos, pueden en muchas ocasiones llegar a 30 días, cuando un contenedor completo podría hacerlo en una semana o menos.
Como segundo punto, no existe una entidad bancaria presente e integrada en ambos países.
Como tercer punto, si un empresario quiere realizar una inversión en México, los trámites para lograrlo no son sencillos y no hay conocimiento por parte de las autoridades nacionales sobre estos.
El caso mexicano también aplica a otros mercados, es solo revisar los números deficitarios que tiene el país en otros tratados para darse cuenta que la situación es repetitiva.
El país debe seguir recibiendo la inversión extranjera y a todas las empresas que vean en nuestro país un socio para hacer sus negocios de exportación.
El gobierno conoce del tema y trabaja en algunos proyectos para pymes, pero debemos ya poner metas y crear políticas que nos comprometan para que en el mediano plazo las pymes logren ir avanzando en su contribución a la exportación nacional.
El dicho de no poner todas las naranjas en el mismo canasto, también es válido para nuestra plataforma exportadora.

Enrique Bolaños Sasso
[email protected]