Enviar
Viernes 31 Diciembre, 2010

La ilusión de los “límites del 67”

La conducción palestina determinó, con sus esfuerzos, presionar a gobiernos extranjeros y a Naciones Unidas a fin de que reconozcan, de modo unilateral, el estado palestino en los límites del 67.
Pareciera que esa campaña obtuvo un primer triunfo (diciembre, 2010) cuando Argentina y Brasil decidieron reconocer al estado palestino dentro de los que describieron como “límites del 67”.
Pero, esos límites, nunca existieron y carecen de fundamento histórico (en la ley o en los hechos). La única línea que, alguna vez, existió fue la de desarme de 1949, definida como pendiente hasta que se alcance un acuerdo de paz estable. Los acuerdos de desarme declararon, de modo terminante, que esas líneas no revisten importancia política o legal y que no influirán en las negociaciones futuras en el tema de los límites.
La resolución 242 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas de 1967, reconoció la necesidad de una negociación que llevaría a límites seguros y reconocidos.
Juristas destacados y delegaciones de Naciones Unidas, incluidas representaciones de Brasil y Jordania, reconocieron el hecho de que, las líneas anteriores, no pueden ser consideradas como límites internacionales.
La serie de acuerdos entre la Autoridad Palestina e Israel (1993-1999) autoriza, otra vez, la intención y compromiso de las partes a debatir el tema de los límites fijos.
Durante todas las etapas de la negociación (entre Israel y los palestinos), nunca se aprobó la decisión con respecto al límite basado en las líneas del 67.
La conducción de la Autoridad Palestina aceptó que todas las cuestiones de acuerdo estable, se resolverían solo por medio de negociaciones entre las partes. “La Hoja de Rutas” (2003), reiteró la necesidad de negociación sobre límites finales.

Fuente: Jerusalem Center for Public Affairs
Alan Baker