Enviar
Sábado 16 Julio, 2011

La Crisis de la Caja Costarricense

Nos debe llamar a profunda reflexión la crisis que vine atravesando la CCSS desde hace algunos años, por diversos factores. No debemos perder de vista que esta entidad ha sido un baluarte del sistema de seguridad social de este país y ha permitido diferenciarlo del resto de Centroamérica, en cuanto a los avances en la seguridad social en aspectos como la cobertura, calidad de los servicios y universalidad.
La existencia de la Caja ha permitido disminuir las desigualdades sociales y cumplir con el principio del bienestar general persiguiendo la máxima justicia retributiva posible de los recursos públicos, conforme a las reglas de la administración y de la equidad.
La crisis de la institución tiene varias aristas como deterioro en la calidad de los servicios, infraestructura hospitalaria inadecuada, el no contar con un nivel de medicinas necesario para la atención de los pacientes, duda sobre la solvencia financiera del régimen de pensiones.
Actualmente el 84% de la infraestructura hospitalaria se encuentra en mal estado. Asimismo existe un faltante de casi mil especialistas a nivel nacional. La abultada deuda del Gobierno central de las cuotas patronales, las deudas de patronos privados y de los trabajadores que ascienden a casi mil millones de colones.
Pero también la afectan otros factores como la corrupción, reclamos salariales de los funcionarios, el que no se administre en forma eficiente y eficaz la institución.
Se estima, según información de la prensa nacional, que La Caja Costarricense de Seguro Social va camino a cerrar este año con un déficit de ¢92.626 millones, si el Gobierno no cumple con la deuda que tiene con la entidad que lo pondrá en serios aprietos para cubrir sus gastos.
Es relevante mencionar que el Gobierno central le adeuda por cuotas del Seguro de Enfermedad y Maternidad (SEM) la suma de ¢378.951 millones.
No puede ser que la junta directiva tenga una visión de lo que debe ser el rumbo de la entidad que no es compartida por los asegurados y los funcionarios.
Es fundamental analizar las causas de esta crisis de la Caja y si se han dictado políticas que han incidido en esa situación.
Es fundamental que se nombre una comisión, formada por personas honestas y de amplio conocimiento en el campo de la seguridad social, que realicen un profundo estudio y den propuestas concretas y realistas para solucionar la problemática que enfrentad esa entidad.

Bernal Monge Pacheco
Consultor